¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

DESTRUIR LA REVOLUCIÓN CUBANA: OBJETIVO IMPERIALISTA

Con mayor o menor intensidad Estados Unidos han tratado de apagar el ejemplo de Cuba desde mil 959, estrategia reforzada bajo la actual administración, quien en el dos mil tres diseño un proyecto para provocar un incidente que condujera a una conflagración bélica. El veinte de mayo de ese año, la mal llamada Radio Martí, salió al aire por cuatro frecuencias de difusión de emisoras radiales y televisivas cubanas, interfiriendo las trasmisiones en la isla. No se trataba de una simple violación a las normas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y de los derechos respectivos de una nación soberana, sino de una provocación con siniestros fines bélicos: las transmisiones subversivas e ilegales fueron dirigidas hacia Cuba desde un avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y su objetivo real consistía en provocar una confrontación militar.
La provocación diseñada en el dos mil tres por la administración Bush contra Cuba al trasmitir la señal de Radio Marti desde un avión de la Guardia Nacional Aérea, tuvo su contraparte en la mafia cubano-americana radicada en la Florida. Mientras el avión “anzuelo” lanzaba su señal hacia la isla, el mercenario José Basulto, líder de la organización Hermanos al Rescate volaba próximo a las aguas cubanas ensayando trasmisiones de la subversiva Televisión Marti, en una abierta provocación que buscaba una respuesta de la parte cubana, agredida en su soberanía radio-eléctrica y territorial. Mercenario convencido, Basulto trataba de provocar una respuesta cubana, mientras seis aviones cazabombarderos estadounidenses se encontraban en estado de combate, listos para entrar en acción y crear un conflicto bélico de grandes proporciones.
Pérfido y criminal, el proyecto de la administración Bush diseñado en el dos mil tres para crear un conflicto bélico entre Cuba y Estados Unidos, contó con el apoyo de la mafia cubano-americana, la que desde hace años sueña con un enfrentamiento armado que ponga fin a la Revolución cubana. La inteligencia y la prudencia demostrada por las autoridades cubanas ante la provocación creada con la transmisión desde un avión militar yanqui de la mal llamada Radio Martí, evitaron consecuencias dramáticas. Aprovechando las dificultades transitorias ocasionadas en Cuba por el huracán Dennis, la provocación retomo nuevos bríos, usando la misma estrategia el avión trasmite ahora la señal de TV Martí, en una provocación macabra que una vez más fracasa ante la fuerza y el apoyo popular que tiene la Revolución.

Anuncios

Una respuesta a “DESTRUIR LA REVOLUCIÓN CUBANA: OBJETIVO IMPERIALISTA

  1. Anonymous diciembre 12, 2007 en 1:09 am

    por mi parte me parece que cada pais es independiente de determinar su politica d estado y ni por ningun motivo nadie ni siquiera estado unido pude atreverse a destruir por la revolcion uno seria custinado , dos pueblo cubno no lo permitiria
    la revolucion es un gran cambios hacia un pais mas noble y mas justo en su valores y moral y justa distribucion de las riqueza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: