¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

PLAN BUSH PARA CUBA: EL RETORNO A LA IGNOMINIA.

Si no fuese por lo peligroso y perverso que resulta para el pueblo cubano, el Plan Bush para Cuba es merecedor de la más sonada trompetilla. Nacido de las mentes más cavernícolas y retrogradas del imperio, el proyecto pretende retornar a la Isla al pasado. En la primera de sus partes, el programa anuncia la estrategia para derrocar al gobierno de Cuba y evitar la continuidad de la dirección revolucionaria o lo que llaman “la sucesión”. Para ese propósito, los estrategas del Norte articulan un amplio plan de medidas, entre las que se destaca el recrudecimiento del criminal bloqueo con la deliberada intensión de crear el descontento entre los cubanos, mientras promueven la subversión interna con la descabellada idea de derrotar a la Revolución desde adentro y para lo cual destinan cuantiosos recursos financieros y un amplio arsenal mediático.
Promotora del pérfido y loco proyecto del Plan Bush para Cuba, la mafia cubano-americana radicada en la Florida sueña con borrar cualquier señal de la Revolución. Según el proyecto de esa banda de facinerosos, una vez instalados en la Isla se iniciará el proceso de transición, en el cual la sociedad cubana se adaptara a los nuevos intereses. En su locura, el Plan Bush indica que los servicios de salud y educación deben pasar a la “privatización”, con lo cual perderían su condición de universales y gratuitos.
En la educación se reabrirán los antiguos planteles elitistas, volverá la enseñanza privada y se establecerá el costo para las escuelas públicas, mientras la atención medica será encargada a la iniciativa privada y la seguridad social será reformada en detrimento de los jubilados y pensionados, cambios estos que estarán reforzados por la creación de nuevos cuerpos represivos.
Como sus antecesores, el Plan Bush para Cuba esta llamado al más sonado fracaso. Sueño irrealizable de los neoconservadores que ostentan el poder en Washington y de sus compinches de la mafia cubana radicada en Miami, ese proyecto encuentra ante si la decisión inconmovible del pueblo de Cuba de defender su libertad y existencia como nación.
Arrebatada a sangre y fuego a esos mismos que ahora pretender retornar a la Isla con sus pérfidas intensiones, la independencia tienen un alto precio que los cubanos están dispuestos a defender hasta con las uñas.
Convencidos de que el pasado nunca más volverá a Cuba, el Plan Bush pasara a la historia como un intento desesperado y perverso para destruir a un pueblo, que como los antiguos espartanos está dispuesto a llegar al final de la contienda con el escudo o sobre el escudo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: