¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

Salud; divino tesoro de los cubanos

Cuando hace poco menos de un año los médicos le diagnosticaron un aneurisma de la arteria aorta toráxica, a Jesús Ramos Abreu el mundo se le vino abajo.
Jubilado del sector azucarero, donde laboró por más de 42 años, las cosas se le complicaron con la advertencia de los especialistas de que estaban ante un asunto delicado y de alto riesgo, donde la única solución al mal pasaba por el quirófano.

La acción de la Revolución llega a todos.

Fundado a finales de los años cincuenta del pasado siglo como Dispensario con sencillos y elementales servicios, el Hospital municipal Iluminado Rodríguez, de Jagüey Grande ha recibido durante los últimos años los beneficios que promueve la Revolución para el sector de la salud.
Si bien el deterioro evidente de algunas ventanas y puertas, la falta de pintura en varias paredes y otros detalles del inmueble pueden ofrecer una imagen desfavorable a primera vista, muy diferente resulta la mirada puertas adentro, donde equipos técnicos de última generación y un capacitado grupo de profesionales hacen de ese centro un bastión sanitario a favor del pueblo.
Dotado el salón de operaciones de una de las más modernas máquinas de anestesia existentes en Matanzas y una Sala de Terapia Intensiva equipada como la de cualquiera de los grandes hospitales, el centro asistencial de Jagüey Grande hoy está al nivel de los muchos existentes en todo el país, factores esos que condujeron a los médicos a someter allí a Jesús Ramos Abreu a la riesgosa intervención quirúrgica.

Horas cruciales.

Con la aprobación del propio paciente y su familia, cuando el reloj marcaba las diez de la mañana del sábado veintinueve de marzo de 2008 se iniciaba lo que sería la primera operación de un aneurisma de la arteria aorta toráxico, ejecutada en Cuba en un hospital municipal.
Evidencia de la integración con que funciona el sistema de salud cubano, el complicado acto quirúrgico reunió en un mismo empeño a los angiólogos Alejandro Piedrafita, David Cambell y dos enfermeros llegados desde el Hospital Mario Muñoz, de la ciudad de Colón, quienes junto a los doctores Palmira Bouza, José López y un amplio equipo de técnicos y enfermeras de Jagüey Grande protagonizaron la intervención.
Pocas horas después y resguardado por los equipos y el personal de la Sala de Terapia Intensiva, el paciente se recupera de manera exitosa, camina por si solo, conversa con sus acompañantes e ingiere alimentos ligeros.

Audacia y seguridad profesional.

Para el angiólogo Alejandro Piedrafita, quien asumió la dirección del equipo multidisciplinario, la decisión de intervenir al paciente en Jagüey Grande, lejos de constituir un acto temerario, mostró una sólida confianza en la capacidad profesional y tecnológica puesta allí por la Revolución.
“Ante una patología como el aneurisma y su alto grado de complicación, algunos podrían pensar que ese tipo de intervención no era posible ejecutarla en un hospital municipal, pues hasta ahora la práctica medica siempre había escogido a grandes centros asistenciales para su desarrollo, pero al evaluar las condiciones de equipos y la calificación del personal medico existente en Jagüey Grande, comprendimos que era factible y la vida nos esta dando la razón”, explicó el joven especialista.
Clasificada como una operación de trasplante, la intervención del aneurisma de la arteria aorta toráxico se ejecuta para eliminar el segmento afectado del conducto sanguíneo, el cual es sustituido por una prótesis de dacrón, revestida con calógeno, materiales de alta durabilidad que garantizan el buen funcionamiento de la arteria.
Si bien el acto quirúrgico exige destreza y precisión, no menos importante resulta el seguimiento postoperatorio y la rehabilitación, tarea acometida por el personal de la Sala de Terapia Intensiva, abierta cinco años atrás y que ha salvado la vida a cientos de personas.
Dotada de la más eficaz y moderna tecnología para la reanimación y seguimiento de pacientes graves, desempeñó un importante papel en la riesgosa intervención, al estabilizar y vigilar la evolución del primer cubano operado en un hospital municipal de aneurisma de la arteria aorta.

Agradecimiento a la Revolución.

La alegría de Jesús Ramos Abreu y su familia es evidente, cuando no dejan de agradecer al equipo medico y a la obra de la Revolución, quien con su desvelo por la salud publica hizo posible este logro de la cirugía cubana.
Me siento bien y contento que todo marche por buen camino, ya lo peor quedó atrás, aseguro el antiguo trabajador azucarero, quien a pesar de los treinta y dos puntos de sutura que le cruzan el pecho, ya daba sus primeros pasos en la habitación del hospital de Jagüey Grande, convencido que al final de su estancia allí nadie aparecerá con una cuenta por cobrar.
Datos públicos sobre los costos de ese tipo de operación en Estados Unidos, fijan en 70 mil dólares la intervención, a lo cual suman de forma adicional la adquisición de la prótesis y el largo proceso de rehabilitación, cifras que le son ajenas por completo a ese jubilado del central Australia, quien al igual que todos los cubanos solo tiene que dar las gracias a la Revolución y ha quienes le salvaron la vida.

Anuncios

Una respuesta a “Salud; divino tesoro de los cubanos

  1. DAMARIS LEON junio 16, 2009 en 7:38 pm

    MUY CONTENTA POR LOS PASOS DE LA REVOLUCION, LE DIGO QUE MI HERMANA ACTUALMENTE TIENE UNA OBSTRUCCION ILIACA BILATERAL, HAY QUE HACERLE UNA REVASCULARIZACION DE MIEMBROS INFERIORES. ESTAMOS SOLICITANDO AYUDA . SOMOS DEL ESTADO VARGAS, LA GUAIRA. POR FAVOR RESPONDERME A MICORREO. GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: