¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

TRES STRIKES AL BLOQUEO.

A pesar de la oposición de uno de los políticos más reaccionarios de Miami, finalmente el equipo norteamericano infantil de béisbol, Peregrinos de Vermont, juega diez partidos en Cuba, durante 9 días.

Halcón peregrino; viaja cada año a Cuba

Halcón peregrino; viaja cada año a Cuba

El viaje de la escuadra, bautizada así por el halcón peregrino que vuela todos los inviernos hasta Cuba, fue idea del entrenador Tim Levin, ecologista que se enamoró de la Isla durante una visita en 1993.
El permiso otorgado por el Departamento del Tesoro al grupo de niños, de entre 11 y 12 años, desató la ira del representante de origen cubano por La Florida, Lincoln Díaz Balart. Enemigo jurado y confeso del ordenamiento político social de la Cuba, Díaz Balart corrió a discutir con funcionarios del Departamento de Estado y de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, lo que llamó preocupante concesión de permiso a los niños.

A JUGAR PELOTA.

Los esfuerzos del congresista anticubano Lincoln Díaz Balart para impedir el viaje a Cuba de un equipo infantil de béisbol, tropezaron con las opiniones del senador por Vermont, Patrick Leahy, quien expresó: “Si el presidente Bush puede ir a China a costa de los contribuyentes, esos muchachos deben poder ir a Cuba, en un viaje pagado privadamente, para jugar un poco de pelota”.
Estas declaraciones de Leahy siguieron al hecho de que un columnista del diario The Washington Post observara las malsanas preocupaciones del legislador anticubano.
El viaje de los peloteritos también fue respaldado por el diario Rutland Herald de Vermont, que en un irónico editorial titulado: A jugar pelota, afirmó que “un congresista de La Florida ha lanzado una guerra contra el béisbol. La próxima pudiera ser contra el pastel de manzana”.

TRES TAZAS.

Como al que no quiere caldo hay que darle tres tazas, y para que el pataleo de Lincoln Díaz Balart sea más grande, ya se anunció que en diciembre próximo vendrá a Cuba el equipo Crimson Tide, de la Universidad de Alabama, para una serie de exhibición contra una escuadra de la Isla.
En julio último, Forestales de Santa Bárbara, una selección de la Universidad de California, jugó aquí contra nuestro equipo nacional de béisbol.
Las visitas de esos equipos, aunque siguen siendo complicadas por todo el proceso para superar las restricciones del viaje a Cuba, abren otra fisura en el muro del bloqueo. Por eso, y tal vez sin saberlo, los peloteritos de Vermont acaban de marcar tres strikes a favor de Cuba, en el enfrentamiento a ese oneroso cerco, un juego que al final ganaremos, aunque sea en extra innings.
Colaboración: Raúl Menchaca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: