¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

HURACÁN GUSTAV MANTIENE EN VILO A ESTADOS UNIDOS

Muchos abandonan Nueva Orleans ante la amenaza de Gustav

Muchos abandonan Nueva Orleans ante la amenaza de Gustav

NUEVA ORLEANS.- Con el recuerdo de la tragedia provocada por el huracán Katrina aún fresco, cerca de dos millones de personas abandonaban ayer la ciudad de Nueva Orleáns y otras poblaciones costeras del golfo de México ante la inminente llegada del poderoso ciclón Gustav, que ya impactó de lleno la carrera hacia la Casa Blanca.
John McCain anunció la suspensión de la primera jornada de la convención republicana que el jueves lo proclamará formalmente como candidato a la presidencia, mientras que su rival demócrata, Barack Obama, prometió movilizar a sus donantes para asistir a los afectados.
Tras su devastador paso por el Caribe, el Gustav podría tocar hoy territorio norteamericano, y los candidatos analizan cada paso por seguir, tal vez en un intento por distanciarse de las duras críticas que recibió la demorada e ineficiente respuesta del presidente George W. Bush a la catástrofe del huracán Katrina, hace tres años.
“Por supuesto que éste es un momento para dejar de lado la mayor parte de nuestra política partidista”, dijo ayer McCain, que junto con su flamante compañera de fórmula, Sarah Palin, visitó el estado de Mississippi para supervisar los preparativos para hacer frente al temporal. “Vamos a suspender la mayoría de nuestras actividades excepto aquellas que sean absolutamente necesarias”, confirmó el republicano al ser interrogado sobre las versiones de que la convención, que comienza hoy en Minnesota, podría cancelarse.
En el primer día de la convención figuraban como oradores Bush y el vicepresidente, Dick Cheney. Pero el mandatario, que procura mejorar su imagen tras el paso del Katrina, visitará hoy la zona que será impactada por Gustav, y descartó su participación en la reunión partidaria. “El presidente y el vicepresidente han decidido no viajar debido al huracán”, señaló la vocera de la Casa Blanca, Dana Perino.
La convención también se verá afectada por la ausencia de los gobernadores de Luisiana, Florida y Texas, cuyos estados se encuentran en el posible trayecto del Gustav. Tampoco acudirá el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, aunque en su caso por razones ajenas al huracán.
Entre los demócratas, Obama anunció ayer que movilizará a los integrantes de su larga lista de donantes para enviar dinero o voluntarios para combatir la amenaza del huracán.
“Tenemos una lista de correos electrónicos de unos dos millones de personas que quieren ayudar”, dijo Obama. “Pienso que podemos conseguir toneladas de voluntarios para viajar allá, si fuera necesario”, añadió.
En tanto, el huracán Gustav avanzaba ayer a través del golfo de México hacia Nueva Orleáns, que todavía se está recuperando de la devastación causada por el huracán Katrina, que en 2005 dejó cerca de 1800 muertos.
El alcalde de Nueva Orleáns, Ray Nagin, que definió a Gustav como “la madre de todas las tormentas”, ordenó la evacuación obligatoria para el margen occidental de la ciudad, más vulnerable a los huracanes.
Muchos pobladores, sin embargo, se habían adelantado al alcalde: se estima que casi dos millones de personas huyeron de Nueva Orleáns y otras ciudades costeras durante el fin de semana en colectivos, trenes, aviones y autos, lo que colapsó las autopistas del sur del estado de Luisiana.
Mientras los automovilistas huían a paso de hombre, policías y tropas de la Guardia Nacional recorrían la ciudad para evitar posibles saqueos o disturbios como los que siguieron al Katrina. Nagin además instituyó un toque que les permite a las autoridades arrestar a quienes no se encuentren en sus hogares.
Según el Centro Nacional de Huracanes (CNH), el ojo del Gustav estaba ayer por la tarde 435 kilómetros al sudeste de la desembocadura del río Mississippi. Durante la noche, bajó de la categoría 4 a la 3, pero los meteorólogos advirtieron que podría volver a ganar fuerza hoy, cuando posiblemente toque tierra. Según el CNH, el Gustav es un gran ciclón con vientos con fuerza de huracán que se extienden a 100 kilómetros de su centro y vientos con fuerza de tormenta tropical a 350 kilómetros por hora.
“Este es el momento para irse, tomen esto en serio. Algunos pronósticos dicen que es un huracán de categoría 3, pero puede ser mucho, mucho peor”, declaró el gobernador de Luisiana, Bob Jindal.
El Gustav llegará a las costas norteamericanas tras dejar una estela de muerte y destrucción en el Caribe.
En su paso por Haití, República Dominicana y Jamaica dejó 85 muertos, y ayer arrasó Cuba, donde no se registraron víctimas pero sí miles de casas destruidas, cultivos anegados, redes de electricidad y comunicación interrumpidas y derrumbes. Los vientos, los más fuertes en medio siglo en la isla, alcanzaron en algunos lugares hasta 340 kilómetros por hora.
En total, más de 300.000 cubanos debieron ser evacuados, mientras todo el occidente de la isla, incluida La Habana, permanecían ayer sin luz.

fUENTES: Agencias AFP, AP, EFE y Reuters

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: