¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

Archivos diarios: septiembre 26, 2008

ESTADOS UNIDOS: POSIBLE GOLPE DE ESTADO

Periodista advierte de que la crisis actual es manufacturada y es la antesala de un golpe de Estado de la neo-derecha.

Una periodista del sitio de noticias The Huffington Post ha sido atacada por bloggeros neo-conservadores del ala “patriótica” de derechas después de escribir que la actual crisis financiera era parte de un golpe de estado intencionado para transferir un poder sin precedentes al Poder Ejecutivo en USA y poner los fondos públicos en manos de una elite global corporativa. La periodista Larisa Alexandrovna advierte que el golpe de estado fascista se encuentra en sus fases finales, al describir que la legislación propuesta para salir de ella es un “asalto a mano armada a plena luz del día”
La autora del artículo escribe:
“Ahora, si no ves claro que la crisis de Wall Street es un desastre hecho por la mano del hombre por medio de desregulación y corrupción intencionadas, tengo un puente en Alaska que quiero venderos (si no lo hace antes Sarah Palin). Esta crisis manufacturada puede tener remedio (nos dicen) si los fascistas fiscales se salen con la suya y obtienen el total de los poderes del Congreso (los pocos que aun quedan) y los ponen en manos del poder ejecutivo y el total de los fondos públicos son transferidos a manos corporativos (por medio de intermediarios gubernamentales) […] ya en estos momentos se han redactado y presentado ante el Congreso las intenciones de esta administración que no son otras que eliminar los poderes del Congreso permanentemente, alterar los poderes judiciales permanentemente y robar fondos públicos abiertamente empleando la amenaza del colapso total de la economía de los Estados Unidos si estos poderes no son transferidos.
¿Ves cómo se lleva a cabo esta amenaza? Es perfectamente claro que esta crisis está siendo manufacturada para emplearla como amenaza. Las decisiones tomadas por la Secretaría mediante la autoridad de este Acta no son revocables y están sometidas a discreción de las agencias y pueden no ser revocadas por ninguna corte de leyes o agencia administrativa.
Alexandrovna se hace eco de los comentarios del historiador John Steele Gordon que dijo “Suena como si Paulson estuviera pidiendo ser un dictador financiero, durante un limitado periodo de tiempo” y menciona también las declaraciones de Frank Razzano, anterior asistente en la Comisión de Securities y Cambios, quien dijo que la administración Bush estaba intentando obtener “poderes dictatoriales irrevocables para intentar resolver esta crisis”.
La propuesta del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos llevada ante el Congreso denominada “La ley de rescate de Wall Street” (y aquí “Plan de Rescate”) permitirá la transferencia de miles de millones de los contribuyentes a manos privadas poderosas, 700.000 millones de dólares más exactamente, (y que según se ha calculado, tocan a escote entre los contribuyentes americanos a 4000 dólares cada uno), algunas de las cuales ni siquiera son empresas americanas y compara esta crisis manufacturada con la tristemente famosa crisis de 1933 en la que se intentó dar un golpe de estado fascista en América. Este complot fue urdido por algunos famosos nombres como Prescott Bush, abuelo del actual presidente, y algunos hombres ricos de Wall Street que abiertamente apoyaban el fascismo instaurado en Alemania.
El intento del golpe de Estado salió a la luz en 1934 cuando el general Smedley Butler informó al Congreso de que un grupo de industriales ricos había intentado llevar a su lado a importantes nombres de rango militar para derrocar al presidente Franklin D. Roosevelt (trinity: personalmente creo que éste último no era ajeno a la trama y probablemente participó en el intento de autogolpe).
“Parece que ahora la familia Bush está intentando algo un poco más sutil: primero crear una crisis, luego, bajo la excusa de dirigir esa misma crisis, derribar la democracia. Si, suena como una teoría de la conspiración terrible si lo dices así. Pero ¿Cómo podríamos llamar a una conspiración criminal para eliminar los poderes de Congreso de forma permanente?”
La autora pide el Impeachment contra aquellos miembros del gobierno incluidos en este nueva Trama del Nuevo Negocio. Y ella expresa sus temores de que si esto no se lleva cabo, la gente tendrá que tomar las calles para prevenir el robo de las libertades civiles y la total disolución de América.
Pero en la sociedad orwelliana en la que Ya estamos instalados, el discurso patrio de la periodista, a favor de América, en contra de sus traidores, le ha servido para cosechar críticas y amenazas por parte de bloggeros neocon que la acusan de traición y opinan que debería ser puesta entre rejas.

Enviado por
Salut i independència!

Tomado de Yohandry,s Weblog

ESTADOS UNIDOS SE LANZA A LA RECONQUISTA DE AMÉRICA LATINA

Presenta Bush nuevo programa de libre comercio.
Bush obtuvo el apoyo de once líderes americanos al libre comercio

NUEVA YORK (AFP) — El presidente estadounidense, George W. Bush, obtuvo el miércoles el respaldo de 10 gobiernos latinoamericanos y el de Canadá a la principal herramienta de política exterior de su gobierno para la región, los acuerdos de libre comercio, a dos meses de dejar la Casa Blanca.
En una declaración conjunta bajo el título “Camino a la prosperidad en las Américas”, los 12 líderes reafirmaron sus “compromisos compartidos con el comercio y la liberalización de inversiones, la inclusión social, el desarrollo, el derecho y la democracia”.
“Reconocemos que la estabilidad macroeconómica y la liberalización comercial son herramientas importantes en la lucha contra la pobreza”, agrega el texto, divulgado tras una reunión sostenida en el Consejo de las Américas en Nueva York, al margen de la Asamblea General de ONU.
En el encuentro participaron los presidentes Michelle Bachelet (Chile), Alvaro Uribe (Colombia), Oscar Arias (Costa Rica), Leonel Fernández (República Dominicana), Antonio Saca (El Salvador), Alvaro Colom (Guatemala), Manuel Zelaya (Honduras), Felipe Calderón (México) y Martín Torrijos (Panamá), más el vicepresidente de Perú Luis Giampietri y el embajador canadiense Michael Wilson.
Se trata en todos los casos de países que tienen vigentes o al menos firmados acuerdos de libre comercio (TLC) con Estados Unidos.
El texto, presentado como una declaración de principios, hizo una defensa de los TLC, punta de lanza de la política de Bush en la región.
Además, al tiempo que se defienden iniciativas como un Area de Libre comercio de la Región Asia-Pacífico, también expresan su apoyo a los acuerdos bilaterales negociados por Estados Unidos con países como Colombia y Panamá, actualmente bloqueados en el Congreso estadounidense.
Luego del fracaso del proyecto de Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), promovido por Estados Unidos desde comienzos de los 90, por la negativa de varios gobiernos de izquierda de la región -en particular Brasil y Venezuela-, el texto divulgado este miércoles adquiere la forma de legado para la saliente administración Bush.
“Es importante para los estadounidenses entender que las exportaciones benefician a los trabajadores. (…) Es de nuestro interés continuar abriendo mercados, particularmente con nuestros vecinos”, expresó Bush al término del encuentro.
La oposición a los TLC es patente de parte de gobiernos como el del venezolano Hugo Chávez, el del boliviano Evo Morales o el del ecuatoriano Rafael Correa.
Chávez incluso promueve, en oposición a la idea de un ALCA, su proyecto de Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), a la que se han integrado Cuba, Bolivia, Nicaragua y Honduras, que permite a estos países comerciar en condiciones preferenciales.
Así las cosas, esta declaración deja constancia de los países americanos que adhieren al principio del libre comercio tal como lo propone Washington y los que no.
Según un diplomático mexicano que asistió a la reunión a puertas cerradas, Calderón habló después de Bush para destacar la importancia de que la región disponga de “un andamiaje de comercio justo y libre” y reclamó que el mismo se acompañe de una eliminación de las barreras proteccionistas.
Para el gobierno de Bush, este compromiso escrito aparece también como una modesta revancha, en un contexto de fuertes críticas en Washington hacia la Casa Blanca por lo que algunos sectores políticos y empresariales consideran una pérdida de influencia estadounidense en el continente.
Bush logra asimismo un apoyo de varios de sus socios comerciales de la región a los TLC con Colombia y Panamá, que su gobierno defiende a capa y espada, y que la oposición demócrata que controla el Congreso tiene bloqueados.
La Casa Blanca desarrolla una de las más agresivas campañas de promoción de un tratado comercial que se recuerden en Washington a favor del TLC colombiano, al que define como “estratégico” y “vital” para apoyar a su “principal aliado” regional y mayor receptor de ayuda militar estadounidense de América.
Sin embargo, en medio de las serias dificultades que enfrenta la economía estadounidense y con un mercado de trabajo fuertemente golpeado, los TLC son vistos con recelo por poderosos sindicatos como la AFL-CIO y por legisladores, principalmente demócratas de estados manufactureros, que no le darán su voto en medio de una campaña electoral.
Tomado de AFP

LA AUTOCRÍTICA DE BUSH

Reflexiones del compañero Fidel

En un breve discurso de 15 minutos, el Presidente de Estados Unidos afirmó cosas que en boca de cualquier adversario habrían sido calificadas de atroces y cínicas calumnias contra el sistema económico de su país, que él llamó “capitalismo democrático”.
Después de apelar dramáticamente al Congreso para que le asignara 700 mil millones de dólares adicionales para enfrentar la crisis, entre otras razones sustentó los siguientes motivos:

 Este es un momento extraordinario para la economía de los Estados Unidos.
 Hemos visto situaciones lamentables en la economía de Estados Unidos.
 El objetivo es preservar la economía del país.
 He afirmado que la economía global sigue gobernada por legislaciones del Siglo XX y hay que adaptarla a las finanzas del Siglo XXI.
 Los bancos han visto restringido el crédito.
 Muchos prestamistas aprobaron créditos sin examinar la capacidad de pago.
 ¿Cómo llegamos a este punto? ¿Cuál será el futuro financiero del país?
 Los economistas plantean que son problemas de más de una década.
 Muchos economistas están de acuerdo en que los problemas que tenemos hoy se
produjeron a lo largo de mucho tiempo.
 Muchos empresarios obtuvieron créditos para hacer negocios, comprar casas, autos. Hubo muchas consecuencias negativas, especialmente en el mercado inmobiliario.
 Muchos prestamistas aprobaron créditos sin examinar la capacidad de pago de sus clientes.
 Muchas personas pensaron que iban a poder pagar sus hipotecas y no fue así.
 Todo esto tuvo efectos que trascendieron al mercado inmobiliario.
 Los títulos o valores se venden a inversionistas en todo el mundo. Muchos pensaron que los títulos tenían valor tangible.
 Muchas compañías como Fredie Mac pidieron mucho dinero prestado, colocando en riesgo nuestro mercado financiero.
 Los grandes bancos se vieron con gran cantidad de activos que no podían vender.
 Otros bancos se encontraron en situaciones similares y se agotó el crédito disponible.
 Muchos creían que tenían el aval del Gobierno Federal, colocando en riesgo nuestro sistema financiero.
 La situación se hizo más precaria con el paso del tiempo.
 Creo firmemente en la libre empresa.
 El declive inmobiliario tuvo un efecto dominó.
 Creo que las compañías que tomaron decisiones equivocadas deben pagar por ello. En circunstancias normales yo no habría optado por esto, pero no estamos en circunstancias normales.
 El mercado no está funcionando adecuadamente. Ha habido una gran pérdida de confianza.
 Los principales expertos del gobierno concuerdan en que si no hay una acción inmediata, puede haber un pánico en el país con más quiebras de bancos y un efecto negativo en las cuentas de jubilación, se incrementarían los embargos de inmuebles, y millones de estadounidenses pudieran perder sus empleos.
 El país podría enfrentar una recesión larga y dolorosa. No podemos permitir que esto suceda.
 Muchos se preguntarán cómo va a funcionar este plan de rescate.
 Debe actuarse con la mayor celeridad posible.
 El gobierno colocaría hasta 700 mil millones para inyectar liquidez.
 El gobierno tratará de que los mercados se normalicen cuanto antes.
 Hemos visto cómo una compañía puede crecer tanto, que su valor puede comprometer a todo el sistema financiero.
 Se debe autorizar al gobierno a vigilar a las empresas para asegurarse de que su crecimiento no comprometa a la economía global.
 El capitalismo democrático es el mejor sistema que se ha desarrollado.
 Sé que los estadounidenses a veces se desaniman, pero esta es una situación pasajera.
 La historia ha demostrado que en tiempos de necesidad, sus líderes se unen para enfrentar estas circunstancias.
 Mañana se reunirán, en la Casa Blanca, Obama, McCain y otros líderes del Congreso.

Finalizó sus palabras dando las gracias.
Algunos señalan el hecho de que no apartó un minuto los ojos del teleprompter, con el ceño fruncido.
George W. Bush no solo confesó ayer esas verdades, sino que lanzó otra especie de Alianza para el Progreso.
La primera de todas fue la colosal tomadura de pelo de Punta del Este en 1961, concebida por Kennedy después de la Revolución en Cuba.
La penúltima, como se conoce, fue la de Bill Clinton y se llamó Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA), suscrita en 1994. Esta recibió el tiro de gracia en Mar del Plata en el año 2005.
El mismo día de la “autocrítica”, Bush lanzó el ICPA: Iniciativa para el Camino a la Prosperidad en América. Es una denominación, además, ridícula.
Al ver la lista de los diez países latinoamericanos comprometidos en Nueva York con la Iniciativa, pude observar la ausencia de Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Venezuela y Nicaragua; es decir, casi todos los de Suramérica y uno de Centroamérica, cuyo ex Canciller, Miguel D’Escoto, sandinista y sacerdote de la Teología de la Liberación, preside en este momento la Asamblea General de Naciones Unidas.
De acuerdo con la fantasía recurrente de Bush, el proyecto del cual hablan las agencias cablegráficas, según las palabras del Presidente a los gobiernos de los diez países latinoamericanos presentes, “permitirá trabajar para asegurarse de que los beneficios del comercio se compartan ampliamente.”
“Profundizará las conexiones entre los mercados regionales y expandirá nuestra cooperación en asuntos de desarrollo.”
“Nos conviene continuar abriendo mercados, especialmente en nuestro propio vecindario.”
Tales hechos constituyen un excelente material de estudio para la batalla ideológica.
¿Qué progreso puede garantizar el imperialismo a cualquier país de América Latina con sus armas atómicas, su industria armamentista, sus flotas de portaaviones nucleares escoltados, sus guerras de conquista, el intercambio desigual y el saqueo permanente de otros pueblos?

Dentro del “capitalismo democrático”, la autocrítica no es una categoría incluida. De todas formas, no hay que ser ingratos ni mal educados: debemos darle las gracias a Bush por su genial aporte a la teoría política.

Fidel Castro Ruz
Septiembre 25 de 2008
6 y 35 p.m.

A %d blogueros les gusta esto: