¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

La Cumbre del G-20, promocionada por George W. Bush para buscar una "solución" a la crisis financiera

La promocionada Cumbre del G-20, organizada por el presidente norteamericano George W. Bush, con el fin de buscar “soluciones” a la crisis financiera y la recesión económica que afecta al planeta, ocupó los titulares de la prensa este 15 de noviembre, cuando un reducido grupo de mandatarios, los representantes de las grandes potencias capitalistas y un pequeño contingente de los llamados “países emergentes”, debatieron acerca del impacto de la crisis y los posibles caminos a seguir.
Con diferencias de matices y enfoques, los reunidos en la capital norteamericana coincidieron en “salvar al capitalismo”, proponiendo para ello lanzar un salvavidas al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, promotores de las políticas neoliberales que condujeron al mundo a la actual situación.
Lejos de desmontar esas estructuras, responsables de la desigualdad y el injusto orden económico que prima en las relaciones internacionales, la reunión de Washington buscó alternativas para enmendar el problema, pero sin buscar una solución radical y definitiva, la cual tiene que pasar por desechar los mecanismos capitalistas de desregulación del mercado, que tantos males está ocasionando a los pueblos.
Fiel a la doctrina del neoliberalismo más rancio, Bush lanzó una defensa a ultranza del libre mercado, desconociendo los sinsabores provocados por esa loca estrategia económica. Durante su intervención, el mandatario norteamericano hizo de nuevo hincapié en que el crecimiento económico es la ruta para solucionar los problemas y afirmó que “el camino más seguro es a través del capitalismo de libre mercado”.
No conforme con esta tesis, Bush recalcó que el mundo debe “rechazar” el proteccionismo e instó a avanzar en la ronda de Doha a finales de diciembre, para después identificar a la Cumbre como un “éxito” porque según su apreciación los gobernantes se han mostrado de acuerdo en la necesidad de reformar las instituciones financieras, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, y de mejorar la integridad de los mercados financieros.
Si bien algunas pocas voces señalaron desacuerdos en algunos enfoques, el espíritu de la reunión del G-20 en Washington se resume en las palabras de Bush en defensa del capitalismo, régimen económico social que esta conduciendo al planeta a un callejón sin salida, pero visto como “sacrosanto asunto” nadie se atrevió a proponer su total abolición y sustitución por un nuevo orden social más justo, equitativo y racional.
Incorporada ya a los libros de historia, la reunión del G-20 lejos de buscar la solución radical a los problemas del mundo, toco el asunto por la epidermis, dejando intacto el centro del tema que no es más que la existencia del sistema capitalista, al que tratan de enmendar ante las evidentes fisuras que lo aquejan.
De los asistentes al convite de Bush ha salido un programa de acciones, que tendrá su primera revisión en marzo del 2009, momento donde el hoy presidente norteamericano solo será un observador desde las gradas, recayendo en Barack Obama dar continuidad o torcer parte del rumbo trazado en la reunión del G-20.

En muchas ciudades del mundo se desarrollaron marchas en reclamo de una verdadera solución a la crisis

En muchas ciudades del mundo se desarrollaron marchas en reclamo de una verdadera solución a la crisis

Mientras los reunidos en la capital norteamericana buscaban “soluciones” para salvar al capitalismo, las calles de muchas ciudades del planeta eran testigos de marchas y protestas de miles de personas que reclaman verdaderos cambios y soluciones definitivas para los grandes problemas que aquejan a millones de seres humanos.
Fiel al ritual, los grandes medios de comunicación han seguido al detalle los sucesos de la reunión del G-20, mientras muy pocas líneas han registrado del reclamo de los millones de pobres y desposeídos de este mundo, los que no fueron invitados a la lujosa cena, la foto de ocasión y otros escenarios del encuentro que tuvo a Bush como anfitrión.
La crisis sigue su marcha, ante ella los ricos y poderosos ya han diseñado su estrategia, falta por ver que harán los pueblos, los que en definitiva son los que tienen la ultima palabra y hacen la historia.

Bush “La única solución a la crisis es el capitalismo …” AMPLIAR
Declaración de la Cumbre del G-20 AMPLIAR
Marchas y protestas contra la Cumbre del G-20 AMPLIAR
Cena de lujo para tiempos de estrecheces AMPLIAR

Anuncios

Una respuesta a “MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

  1. HAPPYPEPE noviembre 16, 2008 en 8:20 pm

    LOS UNICOS CON MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES SON FIDEL CASTRO, CHAVEZ Y LOS DEMAS COMUNISTAS COMO ELLOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: