¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

REFUNDAR AL CAPITALISMO MUNDIAL.

mundo-candela

Por: Raúl Menchaca López

Varios siglos necesitó el capitalismo para convertirse en un sistema global.
Varias décadas emplearon Marx y Engels en desmenuzar la esencia de ese sistema. Sin embargo, ahora una veintena de líderes emplearon apenas siete horas para hallar soluciones a una crisis que parece devastar al planeta de una punta a otra.
Divididos sobre los métodos, el intento de refundar a un capitalismo que viene de la nefasta experiencia neoliberal fue el único aglutinador del G-20, un foro multilateral fundado durante la crisis asiática de los años noventa del pasado siglo.
Pero en esa unión se vislumbraron bandos contrapuestos. Por un lado, Estados Unidos y, no podía ser otro, Gran Bretaña, impusieron un astronómico programa de estímulo. Desde otra trinchera, con Francia y Alemania en la escuadra de vanguardia, abogaban sin éxito por una reforma de los mercados.

BUSCANDO REMEDIO A LA CARRERA.

El G-20 concentra el noventa por ciento del Producto Bruto Mundial y el ochenta por ciento del comercio planetario.
Salvo China, que tiene una particular línea de desarrollo, todos los demás miembros son proclamada y abiertamente defensores del sistema capitalista. No obstante, algunos reclamaron en la Cumbre londinense medidas de corte neo-keynesiano para incrementar el control estatal sobre la economía.
Esa postura, aunque al final no triunfó, era impensada apenas dos años atrás, cuando el libre comercio reinaba al lado del trono del neoliberalismo.
Ante la crisis que se vaticina devastadora, el Estado, tan denigrado y ninguneado, es visto ahora como el salvador de un sistema que se fundó sobre la base de la más descarnada y feroz competencia comercial. Quién lo iba a decir.

CURA DE MERCUROCROMO.

La Cumbre del G-20 aprobó entregar al Fondo Monetario Internacional un millón de millones de dólares para enfrentar la actual crisis económica.
Anunciada a bombo y platillos, esa cifra astronómica y mareante, lejos de resolver la actual situación es apenas una cura de mercocurocromo.
Imprimir más dólares no va a resolver el problema de un planeta, que sufre por el renqueante funcionamiento actual del sistema capitalista.
Con apuradas reuniones selectas no se remedia lo que es evidente: el capitalismo ha dejado de funcionar, incluso para los más ricos.
Ante la crisis, que pone en riesgo la supervivencia de la Humanidad, habrá que replantearse entonces la continuidad de un sistema sustentado en la inequidad y el egoísmo, aunque algunos estén pensando en las vías para refundar el capitalismo mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: