¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

Estadounidense detenido en Cuba trabajaba para servicios secretos

El presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, afirmó hoy que el ciudadano estadounidense detenido en Cuba desde diciembre pasado sigue bajo investigación y “está mucho mejor” que “las víctimas” de los contratistas de EE.UU. en el mundo.
“Puedo asegurar que está mucho mejor, pero mucho mejor que las víctimas de esos contratistas en todo el mundo”, dijo Alarcón a periodistas, al referirse a la situación actual del ciudadano norteamericano, arrestado en la isla el pasado 5 de diciembre.
Señaló que actualmente “es objeto de investigación”, y advirtió de que se trata de “un señor contratado por una empresa que contrata para los servicios secretos norteamericanos”.
“Es una nueva constitución que hay en Estados Unidos que son agentes, torturadores, espías, que en la privatización de la guerra los contratan”, añadió.
Supuestamente el norteamericano fue arrestado por distribuir ordenadores portátiles, móviles y otros equipos tecnológicos en la isla.
Su identidad no ha sido revelada y solo ha trascendido que se trata de un contratista empleado de la empresa Development Alternatives Inc (DAI), con sede en Maryland, que se dedica a labores de desarrollo en otros países.
El 28 de diciembre pasado trascendió que el Gobierno cubano permitió que diplomáticos de Estados Unidos tuvieran el primer acceso consular al detenido.
Una semana antes, el presidente cubano, general Raúl Castro, hizo en un discurso ante el Parlamento la primera mención oficial sobre el caso, al afirmar que el detenido había sido denominado “eufemísticamente” por Estados Unidos como un “contratista” del Gobierno.
Castro también indicó que ese ciudadano se dedicaba al “abastecimiento ilegal con sofisticados medios de comunicación vía satélite a agrupaciones de la ‘sociedad civil'” que Washington aspira a conformar en contra del pueblo cubano.
Además, denunció que el “financiamiento” para esas actividades sale del presupuesto federal de Estados Unidos, con el objetivo de apoyar “una supuesta democracia, la defensa de los derechos humanos y la agresión radial y televisiva contra Cuba”.

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: