¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

Silvio Rodríguez desmiente su retiro musical

Hace tres años, en España, dije que en el futuro no iba a hacer muchos más conciertos porque estaba cansado de la vida itinerante y porque quería dedicar más tiempo a mi familia y a la composición. Lo que dije entonces en realidad ya lo venía haciendo, porque desde hace algo más de un lustro he hecho pocas giras. Hace 24 horas entregué una entrevista para un periódico de la Florida llamado El Centinel. A continuación transcribo lo que envié. Como notarán, no hubo ninguna pregunta relacionada con mis planes futuros ni yo hice comentario al respecto. ¿Cómo se explica entonces que la entrevista se titule Silvio Rodríguez se retirará del escenario? Misterios de la prensa…

Vislumbrando ya el final de esta gira, ¿qué apreciación le merece la interacción que ha tenido con manera el publico caribeño y latinoamericano en los Estados Unidos? ¿Somos diferentes a como somos en nuestros paises?

Viéndolo desde la escena, ha sido un recibimiento muy afectuoso, como cuando viajamos por otros lugares del mundo. La verdad es que cualquier artista agradece eso.

Usted ha escrito muchas canciones emblemáticas, ricas en metáforas de las que cada cuál se apropia e interpreta bajo el prisma de experiencias personales. (El unicornio es para algunos la inspiración para otros un par de blue jeans.) Estas canciones, ¿mantienen el mismo significado para usted a través del tiempo o crecen, cambian y hasta se ponen viejas como todos nosotros? (Por cierto, si quiere develar el misterio del unicornio de una vez y por todas, hágalo.)

Pudiera olvidar la circunstancia que me motivó una canción, pero si le sigo encontrando sentido a la canción misma, la sigo cantando. La música de Unicornio, en principio, fue un tema que se me ocurrió para guitarra. Después quise ponerle letra pero las palabras no me salían y pensé que había perdido la facultad de escribir. De ahí surgió el sentimiento de lo perdido. Que fuera un unicornio se debe al misterio y a la pureza que caracterizaba a esos animalitos legendarios.
Muchos estiman que no se puede escribir un solo renglón de la historia de la música cubana y latinoamericana sin dedicarle un gran espacio a usted.

¿Qué artistas de las nuevas generaciones considera que están aportando a ese legado y/o enriqueciendo la fibra de la música cubana? ¿Qué rol, si alguno, desempeñan al respecto los artistas cubanos que han elegido vivir fuera de Cuba?

Le agradezco ese pensamiento que Ud dice a esas personas, pero yo nunca me he considerado tan imprescindible. Respecto a lo valioso actual de la música cubana, sería una larga y variada lista, porque en Cuba se hace música de muchas maneras y estilos. Podría decir que en todos hay expresiones muy maduras, tanto en la música clásica, el jazz, la música balilable, la trova o las variantes del hip-hop. Y en este juicio no discrimino a nadie, viva donde viva o piense como piense, porque me estoy refiriendo al talento artístico, a la incuestionable musicalidad de los cubanos.

Entre sus experiencias cuenta con la de haber sido diputado del Parlamento cubano. ¿Cuál considera usted su aportación al proceso político cubano durante sus años en la asamblea y qué opinión le merece esa institución después de haberla conocido desde adentro?

Fui Diputado durante 3 períodos, o sea durante 15 años, y nunca me postulé para eso ni aspiré a serlo, sino que fui elegido por votación popular en asambleas que se iban dando a través de la isla. Aunque no tengo vocación de político, siempre consideré que no aceptar la votación popular era una falta cívica que no me podía permitir. En esos 15 años aprendí como funcionan y como no funcionan muchos aspectos de la vida nacional, problemas que desde afuera uno tiende a simplificar pero que cuando los conoce ve que son mucho más complejos de lo que imaginaba. Aportes no creo haber hecho alguno trascendental, pero en plena Asamblea pedí que el socialismo cubano se entendiera como algo perfectible, o sea no como algo rígido. Hace algo más de dos años, cuando ya me despedía, abogué por sistematizar la asistencia cultural a las prisiones del país. Mi conclusión es que la Asamblea Nacional del Poder Popular es perfectible, igual que dije de nuestro socialismo.

Usted se ha expresado en torno a la necesidad de que haya una evolución en el proceso político y social de su país. ¿Qué elementos, en su opinión, debería incluir esa evolución y de qué manera se prodría propiciar?

Lo que más rápido desencadenaría un gran cambio en Cuba sería el levantamiento del bloqueo. No creo que sería un cambio de sistema político porque la mayoría del pueblo de Cuba reconoce que el socialismo ha garantizado la justicia social que significan salud y educación gratuitos en las difíciles condiciones de un país del tercer mundo, como el nuestro, para colmo bloqueado. Igualmente sabemos que nos sobra mucho burocratismo y muchas soluciones implementadas en situaciones distantes de la actualidad. Soy de la opinión de que nuestra política se mira demasiado en la de nuestros vecinos y que deberíamos actuar con más independencia. Creo que podríamos empezar a ensayar una política con más aroma de futuro.

¿Cuál quisiera usted que fuese su legado?

Que mis desendientes escucharan en cualquier parte una melodía y pudieran decir: “eso me suena a mi pariente”.

Tomado de: Segunda cita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: