¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

Un criminal anda suelto por Miami

Orlando Bosch, terrorista al servicio de la CIA

Orlando Bosch Ávila, médico pediatra de origen cubano radicado en Miami. Con 79 años de edad, posee un abultado expediente terrorista.
Su actividad criminal comenzó solo unos meses después del triunfo de la Revolución Cubana, en enero de 1959.
A continuación una cronología de las más sobresalientes y conocidas acciones de las que ha sido organizador, autor o cómplice directo ese terrorista internacional que reside libre en Miami con protección del gobierno norteamericano.

ACCIONES TERRORISTAS ORGANIZADAS O EJECUTADAS

1960:
A mediados de año su nombre apareció vinculado a las bandas contrarrevolucionarias en el Escambray, autoras de decenas de crímenes contra la población campesina.
Según sus propias confesiones -sin comprobar- participó como cabecilla de una de ellas, la que abandonó para trasladarse a Miami.
Investigaciones realizadas por la Comisión Permanente del Comité de Crímenes de la Cámara de Representantes de EE.UU, en 1978 indican que Bosch fue reclutado por la CIA desde ese propio año. Fue instruido por ella en técnicas de asesinato y sabotajes y de guerra de guerrillas.

Agosto de 1960:
Es nombrado representante de la organización Movimiento Insurreccional de Recuperación Revolucionaria (MIRR)

1961:
Organizó varios teams de infiltración en Cuba con el fin de brindar apoyo a las bandas que operaban en la Sierra del Escambray, en la región central del país y que fueron los autores de decenas de crímenes entre la población campesina asentada en ese lomerío.
Por órdenes de la CIA instala tres campamentos de entrenamiento en la Florida, con esos fines.

1963:
Organizó decenas de ataques terroristas desde aviones contra instalaciones económicas cubanas con un saldo de varios muertos y heridos y millones de pesos en pérdidas materiales.
Bill Johnson, ex piloto de la CIA, declaró haber volado con Bosch, bajo contrato, en incursiones aéreas contra ingenios azucareros cubanos.

17 de enero de 1965:
Lanzó bombas de napalm y fósforo vivo sobre el central Niágara, Pinar del Río. Declara entonces a la prensa de Miami: “Si tuviéramos recursos, ardería Cuba de un extremo a otro.”

11 de junio de 1965:
Fue detenido en unión de cinco de sus hombres, en Zellwood, Orlando, Tampa, cuando trataba de sacar del país sin licencia 18 bombas aéreas. También se le ocupó un arsenal de armas de grueso calibre. Resultó acusado solamente de exportar material de guerra a pesar de haberse comprobado que se disponía a bombardear la refinería de La Habana.
En el proceso judicial se conoció que el MIRR había saboteado también el barco cubano Aracelio Iglesias cuando cruzaba el Canal de Panamá, causando daños por 145 mil dólares.

30 de septiembre de 1965:
Aviones al servicio de Bosch arrojaron explosivos sobre Punta Pastelillo y Puerto Tarafa, Camagüey.

Octubre de 1965:
Por órdenes de Orlando Bosch, en San Juan, Puerto Rico, se colocó una bomba en el casco del barco de turismo español “Satrústeguí”, con 101 pasajeros y 109 tripulantes.
Bosch declaró “oficialmente” la guerra a España y Gran Bretaña por mantener relaciones comerciales con Cuba.
Ese propio año fue detenido en Hartford, Connecticut, por extorsionar a comerciantes cubanos negados a pagar contribuciones para financiar actividades terroristas.

15 de noviembre de 1966:
Desde un avión al servicio de Bosch fueron lanzados sobre una planta electroquímica “Cepero Bonilla”, en la provincia de Matanzas.

1967:
Bosch transforma el MIRR en Poder Cubano, cambio que obedece a la necesidad de evadir los controles policiales.

1968:
Solamente ese año, el terrorista ejecutó 82 acciones terroristas diversas en los propios Estados Unidos contra intereses cubanos, norteamericanos y de terceros países.

8 de enero de 1968:
Explosión de una bomba dentro de una valija postal, en el almacén del Ministerio de Comunicaciones de Cuba. Fueron heridos tres trabajadores. Poder Cubano se
acreditó el hecho.

21 de enero de 1968:
Hombres de la organización Poder Cubano dinamitaron un avión modelo B-25 en el aeropuerto internacional de Miami, que transportaba medicinas a Cuba. Por demoras en la salida la carga de C-4 explotó antes de despegar y solo afectó un ala.

8 de febrero-22 de abril de 1968:
Poder Cubano se atribuye la colocación de cuatro bombas en New York, seis en Los Ángeles, dos en Chicago, y en la residencia del cónsul de México en Miami, en una agencia de turismo de España y en los negocios de varios emigrados cubanos, en la misma ciudad.

3 de agosto de 1968:
Este día coloca dinamita en el buque mercante inglés Caribbean Ventura. Antes la residencia del cónsul británico en Miami, Francis Pelly, fue objeto también de un atentado con bomba.

13 de septiembre de 1968:
Dinamita Poder Cubano el barco mercante español Coromoto, en San Juan, Puerto Rico.

16 de septiembre de 1968:
Es impactado por un proyectil de cañón de 57 milímetros el barco mercante polaco Polánica, anclado en el puerto de Isla Dodge, EE.UU. La acción se la atribuyó Poder Cubano.

Noviembre de 1968:
Un jurado de Estados Unidos declaró a Orlando Bosch Ávila culpable de terrorismo contra barcos mercantes, firmar comunicados amenazantes a la prensa y la realización de otros 40 actos terroristas ejecutados en Miami en ese año. Fue condenado a 18 años de prisión por cinco cargos diferentes. Desde prisión mantiene su actividad como dirigente de Poder Cubano.

15 de diciembre de 1972:
Fue puesto en libertad condicional después de haber cumplido solo cuatro años en la cárcel.

Enero de 1973:
Para evadir nuevamente los controles policiales Bosch suprime Poder Cubano y crea Acción Cubana, con iguales fines terroristas.
En meses posteriores pacta con las autoridades norteamericanas, comprometiéndose a no realizar actos terroristas en su territorio y dirigir sus actividades contra entidades y personal cubano.

1974
Bosch abandonó Estados Unidos para a eludir al FBI, que lo busca como presunto autor del asesinato del dirigente contrarrevolucionario de origen cubano Elías de la Torriente.

Junio de 1974:
Se trasladó ilegalmente a Chile para solicitar apoyo de la Junta militar fascista de Augusto Pinochet. Se involucró en acciones criminales de todo tipo, entre ellas el
asesinato del general Carlos Prats y su esposa, en Buenos Aires, 1974; el atentado en Roma 1975 contra Bernardo Leighton, vicepresidente del Partido Demócrata Cristiano chileno en el exilio y el asesinato en Washington, 1976, del ex canciller chileno Orlando Letelier y su colaboradora Ron Moffitt; también toma parte en 14 acciones terroristas contra misiones diplomáticas y personal cubano en distintos países.

Junio de 1976:
Fundó en Bonao, República Dominicana, el CORU (Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas), integrado por cinco organizaciones contrarrevolucionarias y
que ejecutarían en ese y siguientes años decenas de acciones terroristas contra entidades cubanas, de países centroamericanos y europeos.

10 de julio de 1976:
Un artefacto explosivo estalla en las oficinas de la línea aérea British West Indies, que representa los intereses de Cubana de Aviación en Barbados. Autor: CORU.

11 de julio de 1976:
Atentado contra Air Panamá, en Colombia. Llevado a cabo por elementos del CORU.

23 de julio de 1976:
Asesinato del funcionario del Instituto Cubano de la Pesca en Mérida, Yucatán, Artagñan Díaz Díaz, cuando intentaban secuestrar al cónsul cubano. El crimen se lo atribuyó el CORU.

9 de agosto de 1976:
Secuestro y asesinato por miembros del CORU de dos funcionarios cubanos acreditados en Argentina. Los hacen desaparecer en el mar.

Agosto de 1976:
Orlando Bosch Ávila aparece al frente de escuadrones de la muerte vinculados a la Operación Cóndor para, según dijo, hacer un “Frente Solidario, fuerte, pujante y viril
de combate al comunismo en el continente.”

Septiembre de 1976:
El periodista Jay Mallín, del semanario norteamericano Time, definió al médico pediatra del siguiente modo: “El éxito de Bosch tiene una explicación muy simple, él es del viejo estilo gangsteril de Chicago, si usted no paga, él le pone una bomba en su oficina, así de sencillo…Bosch es un extorsionista, no un patriota.”

6 de octubre de 1976:
Este día fue la destrucción en pleno vuelo, en Barbados de un avión de Cubana de Aviación, donde perecieron las 73 personas a bordo, de ellos 57 cubanos, 11 guyaneses y cinco coreanos. Bosch fue uno de los organizadores del sabotaje.
Apenas iniciadas las investigaciones aparecen Orlando Bosch y Luis Posada Carriles como principales autores intelectuales de tan horrendo crimen. Resultó detenido por las autoridades venezolanas y sometido a juicio.
Como ha sido comprobado mediante los documentos de la CIA y el FBI desclasificados recientemente, el gobierno norteamericano conocía los detalles de este criminal acto terrorista y ocultó información a los tribunales venezolanos.

24 de octubre de 1976:
a propósito del atentado de Barbados, el periódico The New York Times señaló en un editorial que la cadena de sabotajes ocurrida en 1974 en siete países del continente
estuvo relacionada con los grupos entrenados por la CIA, y mencionó entre sus más connotados autores a Orlando Bosch.

1987:
Después de 11 años de dilaciones jurídicas por el atentado de Barbados, fue sancionado por un tribunal venezolano.
Posteriormente lo deportaron hacia Estados Unidos, donde después de nueve meses de encarcelamiento fue puesto en libertad por órdenes del presidente George Bush, padre, en virtud de gestiones de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA).

Este perdón fue concedido a pesar de que el fiscal general en funciones Joseph D. Whitley, le negó asilo “por ser un peligroso terrorista y constituir una amenaza pública.” Antes, 31 países habían rechazado el pedido oficial del gobierno norteamericano de acoger al terrorista.
En un editorial del Times sobre el tema, se planteó que “fue liberado no por exigencias legales sino por una visible presión política, malgastando la credibilidad estadounidense en materia de lucha contra el terrorismo.”

1990:
A mediados de julio, un editorial del The New York Times recordó que entre los más entusiastas defensoras de la liberación de Bosch estuvo el hoy gobernador de la Florida, Jeb Bush.
Después de su liberación, Orlando Bosch continuó sus actividades terroristas contra Cuba en el grupo Partido Protagonista del Pueblo, sin siquiera ser molestado por las autoridades norteamericanas, a pesar de que hace constantes alardes públicos y en la prensa sobre su vocación por la violencia a la que, confiesa, no ha renunciado.
Vive con total impunidad en una confortable residencia en Miami, con la generosa protección política y económica de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA)
“A veces sale a la calle con la pulsera de seguimiento que le instaló el FBI, y otras veces se olvida,” según plantea en su artículo “Los Bush y el terrorismo Bosch” el periodista colombiano Hernando Calvo Ospina, quien se declaró testigo de tales “olvidos”.

Una respuesta a “Un criminal anda suelto por Miami

  1. Leonor octubre 26, 2010 en 10:40 pm

    Hola ¡
    Permíteme presentarme soy Leonor, administradora de una red de blogs, visité tu blog y está interesante, Me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo también. Si estás de acuerdo no dudes en escribirme
    leonorancco@gmail.com
    Éxitos con tu blog.
    Un abrazo
    Leonor Ancco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: