¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

Zafarrancho urbanístico

Edificios de viviendas

Edificios de viviendas

Estamos en zafarrancho urbanístico, un término que tomo prestado de una conocida periodista cubana.

Este zafarrancho y toque a degüello que las autoridades del Instituto Nacional de la Vivienda y el Instituto de Planificación Física están liderando con nuevo impulso desde hace unos días, es a mi entender un error, es como ver solo en el sol las manchas.

Mientras la arremetida contra las acciones constructivas irregulares acometidas por la población es evidente, las instituciones estatales siguen ahí con sus ilegalidades y transformaciones y no pasa nada.

Estas medidas son muy impopulares y están creando un estado muy negativo de opiniones y de visión sobre el proceso de reordenamiento urbano que se acomete, en mi opinión se esta jugando la credibilidad de las instituciones del Estado.

Se da la cuestión que quitamos una reja, un cobertizo, cualquier cosa, cumplieron los encargados de la tarea pero nadie resuelve los problemas del edificio, algunos que llevan años sin ser atendidos y que al quitar los añadidos quedan peores.

La prensa tiene un silencio marcado, nadie habla del tema, es como si no existiera el descontento y el debate por las medidas impopulares como estas y cuando sacan algo, muy poco por cierto, es con una visión edulcorada del asunto como si existiera un consenso total en la sociedad cubana de lo bueno del zafarrancho urbanístico.

Creo que estamos necesitados de un debate nacional del tema, desde cada cuadra, con los vecinos, los funcionarios y las autoridades de cada comunidad. Es hora de dejar las medidas como multas, citaciones y demoliciones y sumar gente en cada barrio y en las instituciones para buscar soluciones y mejorar el habitat.

No hablo de no hacer respetar la ley y buscar orden, pero cualquier acción en ese sentido tiene que venir acompañada del convencimiento del por qué actuar y en particular buscando soluciones a viejos problemas que aquejan a los inquilinos, hablo de falta de pintura, salideros, descorchados en los repellos, en fin de los numerosos asuntos que hoy aquejan al fondo habitacional cubano, de no verse el tema de manera global y solo enfocarse -como hasta hoy- en quitar añadidos porque se consideran ilegalidades, dejaremos heridas muy profundas que ni el tiempo podrán cerrar y en eso va la credibilidad de la Revolución.

Creo que este tema del urbanismo necesita un debate abierto y sincero en cada barrio, con argumentos y razones. Hay que discutir, hablar, dialogar con los vecinos para convencer con elementos, pero ante la falta de estos para convencer, no justificar el actuar porque “la orden viene de arriba”, una práctica muy nociva … evitemos que la sociedad cubana actual se fracture y el descontento y la imcomprensión ganen espacio con medidas tan impopulares como estas en marcha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: