¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

Archivos en la Categoría: CIA

Lobby Cuba

Por William M. Leogrande

Estados Unidos - Cuba

Estados Unidos – Cuba

El cabildo más poderoso en Washington no es la NRA. Es la derecha que odia a Castro y que tiene a la burocracia de Obama aterrada e inerte.

Jay-Z y Beyoncé están descubriendo que la fama no provee de inmunidad contra la animosidad del Cabildo de Cuba contra cualquiera que tenga la audacia de actuar como si Cuba fuera un país normal, en vez de ser el corazón de la oscuridad. Después de la reciente visita a la Isla de los iconos del pop para celebrar su aniversario de boda, el contingente congresional del Cabildo de Cuba –el senador Marco Rubio, la representante Ileana Ros-Lehtinen y el representante Mario Díaz-Balart– fustigó a la pareja y exigió que fuera investigada por violar el embargo de EE.UU. a Cuba que dura ya medio siglo. (Como resultó, el viaje había sido autorizado por el Departamento del Tesoro como intercambio cultural.) Aún así, los viajes de famosos a Cuba llegan a los titulares, y la condena por parte del Cabildo de Cuba pronto le sigue. Pero lo que parece un espectáculo secundario de Hollywood es en realidad un síntoma de un problema mucho más profundo y mucho más peligroso –un problema muy parecido al que afectó la política norteamericana hacia China en las décadas de 1950 y 1960. Entonces, al igual que ahora, un agresivo cabildo de política exterior fue capaz de impedir un debate racional acerca de una política anacrónica al intimidar a cualquiera que se atreviera a retarla.

“Tierra baldía”. Así fue cómo W. Averell Harriman describió al Buró de Asuntos del Lejano Oriente del Departamento de Estado cuando se hizo cargo de él por orden del presidente John F. Kennedy en 1961. “Es un área de desastre llena de ruinas humanas… Algunos de ellos están tan vapuleados que no pueden ser salvados. Algunos de los que uno quisiera salvar están acabados. Ellos tratan y escriben un informe y no sale nada. Es algo terrible”. Leer más de esta entrada

Maduro insiste que a Chávez le sembraron el cáncer

Hugo Chávez

Hugo Chávez

Caracas, Venezuela. – El presidente de la República Bolivariana de Venezuela y candidato de la patria, Nicolás Maduro, manifestó nuevamente sus sospechas de que el cáncer que sufrió el Comandante Chávez fue provocado por enemigos de la Revolución, en una entrevista con la Agencia France Press (AFP), realizada en el estado Barinas.

Maduro afirmó que “es un tema muy delicado. Yo personalmente creo que hay que hacer una investigación a fondo. Tú sabes que algunos poderes en el mundo vienen ensayando, hace tiempo, armas para propagar virus o cáncer, y yo creo que al Comandante Chávez lo infectaron de este cáncer con esas armas. Es una convicción personal. Tengo muchos motivos y mucha información para creerlo”.

No es la primera vez que Maduro comenta este tema, ya en anteriores declaraciones aseguró que al presidente Chávez le “sembraron el cáncer”, porque no pudieron vencerlo ni por medio de elecciones ni por golpes de estados. Incluso señaló que al ganar las elecciones del 14-A designará una comisión presidencial de científicos nacionales e internacionales para investigar esta hipótesis. Leer más de esta entrada

La CIA ejecutó al Che en Bolivia

Dos abogados estadounidenses presentaron un nuevo libro sobre la muerte del Che Guevara, con documentos del gobierno nunca antes publicados que revelan con mayor precisión la participación de la CIA en la muerte del líder revolucionario.
El libro ‘¿Quién mató al Che? ¿Cómo la CIA pudo encubrir un asesinato?’, escrito por Michael Ratner y Michael Steven Smith, sostiene que la Agencia central de Inteligencia (CIA) no solo ‘sabía y aprobó la ejecución, sino que fue instrumental para que pasara’.
La obra rechaza la versión de que el Che fue muerto por miembros del Ejército boliviano, pese a que el gobierno de Estados Unidos quería mantener vivo al revolucionario, y revela evidencia que muestra ‘que fue la CIA quien mató al Che’.
‘Tener este libro en este momento, en que los asesinatos y las ejecuciones ilegales cunden en el mundo, resulta muy oportuno, por lo que estoy muy agradecido con el trabajo de los investigadores’, dijo Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, en una llamada telefónica durante la presentación.
En la presentación organizada la víspera por la Misión de Cuba ante Naciones Unidas, Alarcón también explicó que la investigación sobresalía por su extensiva documentación y evitar repetir las tesis sostenidas por otros autores sobre las circunstancias que rodearon la muerte del Che.
El libro, publicado en inglés por la editorial OR Books, será presentado en los próximos meses en La Habana, cuando esté disponible la edición en español, de acuerdo con fuentes de la Misión de Cuba.
La investigación aporta nuevos datos sobre la muerte del Che, aunque también ofrece nuevos detalles sobre la vida de uno de los personajes más emblemáticos de la cultura latinoamericana del siglo XX.
En la contraportada, la periodista Amy Goodman fundadora del proyecto !Democracy Now! , apuntó que la publicación de la obra no podía ser más oportuna, en especial en una época donde abundan las operaciones militares que tienen como misión ‘capturar y matar’ al enemigo.
Por su parte, el abogado Ratner explicó que el Che ‘sigue siendo una inspiración en el mundo, desde la Primavera Arabe hasta el movimiento de Ocupa Wall Street, porque no solo hablaba sino que intentaba hacer un cambio.
Y eso inspira a todos los que creemos que un mundo mejor es posible’. (Notimex)

Raúl Rivero sigue en la nómina de la USAID

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.

Raúl Rivero, mercenario de la USAID

Raúl Rivero, mercenario de la USAID

Raúl Rivero es, para la gran prensa española, uno de los iconos de la “disidencia” cubana. En 2004 fue detenido y condenado en la Isla por la recepción de fondos del Gobierno de EEUU en pago a su labor de propaganda contra el Gobierno cubano (1).

Durante años, Rivero fue una de las personas de confianza de la oficina diplomática de EEUU en La Habana (2). La fórmula empleada para el pago de sus servicios eran las subvenciones de la USAID (Agencia de Cooperación Internacional de EEUU) al portal Cubanet, de Miami, que a su vez hacía llegar el dinero a Rivero a través de tarjetas Transcard de Canadá (3). Trabajar para una superpotencia extranjera que, además, bloquea al país, es un delito grave, contemplado en el código penal de cualquier país del mundo (4). En Cuba, por supuesto, también.

Los grandes medios, sin embargo, insisten en describir a Raúl Rivero como un simple periodista perseguido, en el pasado, por sus escritos, y silencian intencionadamente su colaboración remunerada con el Gobierno norteamericano (5). En esta línea, los medios han censurado una reciente información que corrobora lo anterior. Una investigación titulada “Reporters for Hire” (reporteros de alquiler), realizada por miembros de las organizaciones civiles de EEUU Sociedad para la Fundación de la Justicia Civil y el Comité Nacional para la Liberación de los Cinco Cubanos, pone al descubierto 2.200 páginas de contratos y documentos de pago del Gobierno de EEUU a periodistas, por trabajos de prensa, televisión y radio afines a la política estadounidense contra Cuba (6).

Uno de los periodistas remunerados que aparecen en el informe es Raúl Rivero, que recibe desde hace tres años cuantiosos fondos de Radio Martí, perteneciente a la Oficina de Transmisiones hacia Cuba, del Gobierno de EEUU (7).

Recientemente, en abril de 2011, un documento del Departamento de Estado, lo decía a las claras: “Hemos entrenado (desde el Gobierno de EEUU) a cientos de periodistas (de Cuba) cuyo trabajo ha aparecido en las principales agencias de noticias internacionales” (8).

Recordemos que Raúl Rivero, tras cumplir año y medio de prisión en Cuba, se trasladó a Madrid. Hoy trabaja para el periódico de la derecha española El Mundo (9), y ha ocupado, además, el cargo de Director del Foro para la Inmigración de la Comunidad de Madrid, por nombramiento de su presidenta Esperanza Aguirre, del Partido Popular (10).

En 2007, el diario El País, al entregarle el Premio Ortega y Gasset de Periodismo, dotado con 15.000 euros, argumentaba la concesión en “la tenaz lucha por la libertad de prensa en Cuba emprendida por el periodista y poeta Raúl Rivero” (11). Algo bien distinto a la opinión del presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap), Juan Carlos Caamaño, cuyas palabras, desaparecidas de los grandes medios a pesar de ser el representante de miles de periodistas del continente, no pueden ser más clarificadoras: Raúl Rivero no puede ser condiderado un “profesional de la prensa”, sino un “asalariado de una potencia extranjera” (12). [Por cortesía del autor]

(1) http://www.cubadebate.cu/opinion/2004/05/01/premio-mundial-a-un-mercenario/
(2) http://cubalagrannacion.wordpress.com/2010/04/30/%E2%80%9Cperiodista-independiente%E2%80%9D-los-produce-en-serie-la-seccion-de-intereses-de-ee-uu/
(3) http://www.rebelion.org/hemeroteca/cuba/040518rivero1.htm
http://www.lajiribilla.cu/2003/n112_06/112_25.html
(4) http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&view=article&id=14168:iaplicamos-la-legislacion-de-otros-paises-a-los-disidentes-cubanos&catid=61&Itemid=65
(5) http://www.elpais.com/articulo/internacional/Raul/Rivero/simbolo/disidencia/elpporint/20041130elpepuint_6/Tes
(6) http://www.pslweb.org/reporters-for-hire/spanish/
(7) http://www.pslweb.org/reporters-for-hire/spanish/documents-released/?doc=216282-raul-rivero-contracts-2&name=Raul%20Rivero
(8) http://alongthemalecon.blogspot.com/2011/06/exclusive-state-department-responds-to.html
http://cambiosencuba.blogspot.com/2011/06/documento-del-departamento-de-estado.html
(9) http://www.elmundo.es/opinion/biografias/raul-rivero.html
(10) http://www.madrid.org/cs/Satellite?cid=1142418339275&language=es&pageid=1158658352586&pagename=PortalInmigrante%2FCM_Actualidad_FA%2FINMI_fichaNoticia
(11) http://elblogdelapolillacubana.wordpress.com/2011/08/21/el-pais-raul-rivero-y-los-pagos-de-los-eeuu-a-periodistas-reporters-for-hire/
(12) http://ipsnoticias.net/print.asp?idnews=27670

Las redes sociales se van a la guerra

Colaboración de Rafael Cruz Fajardo

La solución a los problemas de Libia, será aplicada a otras naciones según han afirmado en varias ocasiones el señor presidente Obama -Premio Nobel de la Paz- y su par francés Nicolas Sarkozy. Ya sabemos como “resolvieron” el problema libio; a cañonazos. Manipulando a la ONU, con la guerra mediática por delante y las bombas detrás.

El periodista Rolando Segura, corresponsal de TeleSur en Libia durante la primera etapa de la invasión explicó en la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) cómo las redes sociales y la guerra mediática se ponen en función de satanizar y masacrar a un pueblo para calmar la ansiedad petrofágica de las multinacionales capitalistas. “Los tweets se convertían en arma criminal porque servían para dar las coordenadas de los bombardeos de la OTAN y se crearon perfiles e identidades falsas que favorecieran esas acciones, y se amenazaba a periodistas que estaban allí, y no parecía juego, sino algo relacionado con servicios especiales”, explicó Segura.

Es una práctica natural de las guerras Imperiales el uso de Fuerzas de Operaciones Especiales y de Guerra Psicológica, son las que llegan primero, enmascarados en el terreno y el contexto. Comienzan desde dentr la desestabilización del país que va a hacer agredido. En ese sentido, las redes sociales adquieren un nuevo uso, el de marcador de objetivos.

La tecnología pera señalar objetivos a destruir va desde los marcadores láseres, hasta los satelitales. Ahora, con un GPS y un celular, ambos se integran en el mismo equipo: un agente de los invasores triangula y luego twittea las coordenadas del sitio a destruir, luego, las bombas “inteligentes” hacen el resto. La pregunta es ¿Por que si hay tanta precisión se destruyen edificios civiles, hospitales, escuelas y se mata tanta gente inocente? Porque es a propósito, para que cunda el pánico, para desmoralizar al enemigo. No importa los civiles muertos, luego el jefe de turno en la OTAN dirá que no tiene información de esos muertos civiles, y los medios de comunicación al servicio de la guerra lo repetirán una y otra vez.

“La guerra fue primero mediática y después en el terreno militar. Fue una guerra psicológica, se lanzaron octavillas para que la gente se rindiera, se saboteó la entrada de agua, se cortó la electricidad y se dificultaba la llegada de alimentos a la población” continua explicando Rolando Segura, y sus anécdotas confirman como los Servicios Especiales y sus mercenarios van destruyendo las defensas desde adentro, y si el pueblo no está preparado para la defensa, como en el caso de Libia, las bajas en la población civil es alta. “Yo me imaginaba que en la guerra cuando viene el bombardeo, la gente va al refugio, allí había que confiar que en el lugar donde estabas no cayera la bomba”.

Los medios de prensa imperiales, deberían ser enjuiciados por crímenes de lesa humanidad junto a la OTAN y los presidentes de las naciones que la conforman. La acción de enmascarar y ocultar los crímenes de guerra, la manipulación desfachatada de los acontecimientos para generar un ambiente hostil contra los agredidos, o el uso de la tecnología para convertir la masacre en un reality show al estilo de las películas de Rambo, es un acto tan deleznable como si los editores de esos medios pulsaran los disparadores que sueltan las bombas o lanzan los cohetes. “La prensa maltrató mucho al pueblo libio, les hacía ver como salvajes, siendo personas muy hospitalarias, amables y con buen sentido del humor”, argumenta el corresponsal de guerra.

Si unimos los cabos aparentemente sueltos: la descarada negación que hacen las potencias al estado palestino, la defensa a ultranza de un gobierno agresor como el de Israel, los acontecimientos en Siria y en otros países árabes, la crisis económica que afecta al país que se sostiene por el dinero que mueve el Complejo Militar Industrial, el extremismo de la derecha en EEUU -el Tea Party o la presencia en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de una fascista como Ileana Ross- el desborde de las redes sociales, las extraordinarias ganancias que obtiene la industria mediática imperial con las guerras; entonces, ningún estado del tercer mundo puede sentirse seguro, especialmente si su pueblo disiente de este estado de cosas o si contiene su país riquezas naturales o estratégicas que hacen salivar las mandíbulas llenas de dientes de las trasnacionales, quienes son, finalmente, los que deciden la próxima víctima.

Osama Bin Laden murió hace más de 10 años

Este artículo del escritor estadounidense David Ray Griffin, profesor emérito de filosofía de la religión y la teología, publicado en Global Research en 2009, afirma que Bin Laden murió de insuficiencia renal hace más de 10 años y que todos sus mensajes en video y audio de la última década fueron patrañas

Osama Bin Laden: ¿Muerto o Vivo?

¿Todavía está vivo Osama Bin Laden? Me he ocupado de esta pregunta en un pequeño libro reciente titulado “Osama Bin Laden: ¿Muerto o vivo?” Este artículo [escrito en octubre 2009] resume las cuestiones principales de ese libro.

Desde la transferencia del poder de la administración Bush a la administración de Barack Obama, la cuestión de si Bin Laden está muerto o vivo ha llegado a ser más importante.

Pese a que George W. Bush dijera su famosa frase “quiero a Osama Bin Laden ‘vivo o muerto’”, claramente no hizo nada serio para lograrlo. Además de indicar que no fue informado sobre Bin Laden, lo demostró enviando a Iraq la mayor parte de los recursos militares de Estados Unidos. Por supuesto, Bush podría mantenerse despreocupado sobre Bin Laden porque sabía que, además de no tener nada que ver con el 11/9, de todos modos estaba probablemente muerto.

No sé qué piensan sobre estas materias el presidente Obama y su gente, pero su retórica presupone que Bin Laden era responsable de 9/11 y todavía está vivo. En noviembre de 2008, por ejemplo, una historia del Washington Post dijo: “Presidente electo Barack Obama… se propone renovar el compromiso de Estados Unidos en la cacería de Osama Bin Laden”. … ‘Ése es nuestro enemigo’, dijo un consejero sobre Bin Laden, ´y él debe ser nuestro blanco principal’”.

En su domicilio de la Casa Blanca, el 27 de marzo de este año (2009), el presidente Obama dijo: “Al Qaeda y sus aliados -los terroristas que planearon y apoyaron los ataques del 11/ 9- están en Pakistán y Afganistán. Múltiples estimaciones de inteligencia han advertido que Al-Qaeda está planeando activamente ataques contra la patria de Estados Unidos desde su seguro asilo en Pakistán. … Al-Qaeda y sus aliados extremistas se han movido a través de la frontera a áreas remotas de territorio paquistaní. Esto incluye casi ciertamente la jefatura de Al-Qaeda: Osama Bin Laden y Ayman al-Zawahiri.”

Obama ha apelado regularmente a estas estimaciones de inteligencia, que invariablemente han demandado que Bin Laden está oculto en Pakistán, en alguna parte a lo largo de la frontera con Pakistán. Esta afirmación se utilizó para justificar la extensión de la actividad militar de Estados Unidos en Pakistán, con el resultado que la gente ahora habla de la “guerra de AfPak”.

Una manera de argumentar contra esta guerra es señalar que, si estos expertos de inteligencia ni siquiera saben si Bin Laden está vivo, ciertamente no pueden saber dónde está y qué está pensando. De seguro hay otros buenos argumentos contra esta guerra y muchos críticos están haciendo sus alegatos. Pero señalar que casi con certeza Bin Laden está muerto, abre una discusión que va al corazón del análisis público razonablemente articulado sobre esta guerra.

Por supuesto, otra manera de argüir contra esta guerra sería señalar que Bin Laden no tuvo nada que hacer con el 11/9. Pero aunque nuestro propio FBI admitió que “no tiene ninguna evidencia clara que conecte a Bin Laden con el 9/11”, una gran parte grande de la población norteamericana ha sido acondicionada para rechazar cualquier revisionismo de la versión oficial acerca del 11/9. Como vimos recientemente en “el affair Anthony K. “Van” Jones” [Consejero Especial para “empleos verdes” despedido de la Casa Blanca], se considera impropia para el servicio público a la gente que alguna vez firmó algún documento sugiriendo que la versión oficial del 11/9 pudo no estar completamente ajustada a la verdad.

Mi pequeño libro sobre Bin Laden era primariamente para la gente que, además de asumir que éste era responsable de los ataques del 11/9, también cree que la guerra de AfPak se justifica porque necesitamos evitar que planee otro ataque. Mucha de esta gente se dará vuelta contra la guerra si llega a enterarse de pruebas convincentes de que este personaje está casi ciertamente muerto. Hay considerables pruebas para esta conclusión. Estas pruebas son de dos tipos: evidencias objetivas y testimonios.

Pruebas objetivas de que Bin Laden está muerto

Las evidencias objetivas incluyen los siguientes hechos:

Primero, hasta el mediodía del 13 de diciembre de 2001, la CIA estuvo interceptando regularmente mensajes entre Bin Laden y su gente. En aquel momento, sin embargo, los mensajes pararon repentinamente y la CIA nunca volvió a interceptar otra vez algún mensaje.

En segundo lugar, el 26 de diciembre de 2001, un importante periódico pakistaní publicó una información con la historia de que Bin Laden había muerto a mediados de diciembre, añadiendo:

“Un miembro prominente del movimiento afgano del Talibán… indicó… que él mismo había asistido al entierro de Bin Laden y vio su rostro antes de la sepultación”.

Tercero, Bin Laden tenía una enfermedad al riñón. Lo habían tratado para atendérsela en el hospital norteamericano de Dubai en julio de 2001, oportunidad en que adquirió, según se informa, dos máquinas de diálisis para llevárselas. Si usted se ha preguntado alguna vez qué hacía Bin Laden durante la noche anterior a los ataques del 11/9, las noticias de CBS divulgaron que recibía tratamiento de diálisis del riñón en un hospital de Pakistán. Y en enero de 2001, el Dr. Sanjay Gupta dijo que -observando un vídeo de Bin Laden hecho a finales de noviembre o principios de diciembre de 2001- éste parecía estar en las últimas etapas de una insuficiencia renal.

Cuarto, en julio de 2002, CNN divulgó que habían capturado a los escoltas de Bin Laden en febrero de ese año, añadiendo: Las “fuentes creen que si capturaron a los escoltas lejos de Bin Laden, es probable que el hombre más buscado en el mundo esté muerto.”

Quinto, desde 2001 Estados Unidos ofrece una recompensa de 25 millones de dólares por cualquier información que conduzca a capturar o a matar a Bin Laden. Pero esta oferta de recompensa no ha producido como resultado ninguna información, aunque Pakistán tiene mucha gente desesperadamente pobre, y sólo la mitad muestra su apoyo a Bin Laden.

Pruebas testimoniales de que Bin Laden está muerto

Además de estas evidencias objetivas, recogimos considerables testimonios en 2002, de gente en posición de saber que Bin Laden estaba probablemente muerto, o casi. Esta gente incluía a:

• Presidente Musharraf de Pakistán;
• Dale Watson, jefe de la unidad de contraterrorismo del FBI;
• Oliver North, quien dijo: “Estoy seguro que Osama está muerto. Y lo está el resto de individuos que permanecían en contacto con él”;
• Presidente Hamid Karzai de Afganistán;
• Fuentes del interior de la inteligencia israelí, que dijeron que cualquier nuevo mensaje de Bin Laden era “probablemente fabricación”;
• Fuentes de adentro de la inteligencia paquistaní, que dieron por “confirmada la muerte… de Osama Bin Laden” y “atribuyó las razones tras el ocultamiento de noticias de Washington sobre su muerte al deseo de los halcones de la administración norteamericana de utilizar el miedo a Al-Qaeda y el terrorismo internacional para invadir Iraq”.

Por esta razón, quizás, las historias sobre el fallecimiento de Bin Laden se extinguieron en gran parte a finales de 2002, cuando Estados Unidos multiplicaba su ataque contra Iraq. De entonces hasta ahora, hubo pocas de tales historias.

Recientemente, sin embargo, dos ex oficiales de inteligencia han hablado hacia afuera. En octubre de 2008, el ex oficial de la CIA Robert Baer sugirió al paso, durante una entrevista en la Radio Pública Nacional, que Bin Laden no estaba más entre los vivos. Cuando le pidieron a Baer precisar esto, dijo: “Por supuesto, él está muerto”.

En marzo de 2009, el ex oficial del servicio exterior Ángel Codevilla publicó un artículo en el American Spectator titulado “Osama Bin Elvis”. Explicando su título, Codevilla escribió: “Siete años después de que Bin Laden hiciera su última aparición comprobable en vida, hay más pruebas de la presencia de Elvis entre nosotros que de la suya”.

Éste es un excelente artículo. Solamente tiene un defecto serio. En 2007, Benazir Bhutto, siendo entrevistada por David Frost, se refirió a Omar Sheikh como “el hombre que asesinó a Osama Bin Laden”. Codevilla citó esta declaración como la evidencia más certera de que Bin Laden estaba muerto. Pero Bhutto tuvo simplemente un lapsus linguae: Ella quiso referirse “al hombre que asesinó a Daniel Pearl” [periodista de The Wall Street Journal secuestrado y asesinado en Pakistán], que es una manera estándar de aludir a su asesino, Omar Sheikh [alias “Mustafa Muhammad Ahmad”]. El lapsus fue aclarado el día siguiente, cuando la primera ministra le dijo a CNN: “No pienso que el general Musharaf sepa personalmente donde está Osama Bin Laden”. Diez días después, hablando por NPR, Bhutto divulgó que le preguntó al policía asignado para vigilar su casa: “No debe usted buscar a Osama Bin Laden?” Dejando de lado este defecto, el artículo de Codevilla proporciona buen apoyo a la extendida creencia de que un Bin Laden vivo no se sostiene por las pruebas.

¿Y los “mensajes de Osama Bin Laden”?

Mucha gente, por supuesto, asume que hay muchas pruebas de que Bin Laden está todavía vivo, a saber, las docenas de cinta con “mensajes de audio y video de Bin Laden” que han aparecido desde 2001. Estas cintas proporcionan buenas pruebas, sin embargo, sólo si son auténticas. El capítulo más largo de mi libro se dedica a responder esta pregunta.

En primer lugar, muestro que la tecnología para hacer cintas audio y video falsas ahora está tan avanzada que incluso los expertos pueden ser engañados. Y aunque la prensa regularmente nos diga que las agencias de inteligencia han autenticado la última cinta de Bin Laden, es virtualmente imposible demostrar que una cinta pueda ser auténtica.

También fue obviamente fabricado “el vídeo de la sorpresa de octubre”, que apareció el 29 de octubre de 2004, justo a tiempo para ayudar a George W. Bush a conseguir ser reelegido. Una pista de que fue una falsificación, independientemente de su sincronización, fue proporcionada por su lenguaje. Los mensajes reales de Bin Laden estaban saturados de referencias a Alá y al profeta Mahoma. Pero en este “vídeo de la sorpresa de octubre”, raramente menciona a Alá y el único “Mohammad” aludido fue Mohamed Atta. También, mientras los mensajes indudablemente auténticos de Bin Laden describieron acontecimientos mundanos que por lo menos le permitieron invocar a Alá, el audio de este “vídeo de la sorpresa de octubre” dio una cuenta puramente secular de acontecimientos, incluso diciéndole a la gente norteamericana: “Su seguridad está en sus propias manos”.

El vídeo más obviamente falso es uno que, apareciendo en 2007, resulta idéntico al “vídeo de la sorpresa de octubre” de 2004, salvo que la figura de Bin Laden ahora tenía una barba totalmente negra, llevándome a llamarlo el vídeo “del terrorista Barba Negra”. Aunque los expertos intentaran, con caras serias, explicar por qué Bin Laden pudo haberse teñido la barba, o ponerse una barba falsa, este vídeo fue tratado con más respeto que el merecido por otro de YouTube que mostraba a un actor que llevaba una barba muy larga y muy negra, mientras decía:

“Hola, tanto tiempo sin vernos. Soy yo, Osama Bin Laden. Y este [mensaje] no se confundirá con el anuncio publicitario de tintura de pelo sólo para hombres. …. Hago este vídeo para probarle al mundo que todavía vivo y pateo”.

Este vídeo es muy divertido. Pero no hay, por supuesto, nada divertido en el hecho de que los vídeos falsificados de Bin Laden se hayan utilizado obviamente, y todavía se estén utilizando, para justificar la guerra de AfPak, que continúa matando a centenares de docenas, si no de cientos, de gente inocente cada semana, incluyendo mujeres y niños que asisten a bodas y a entierros.

Conclusión

Si mi pequeño libro, mostrando que Bin Laden ha estado probablemente muerto hace tiempo, puede ayudar a acortar esta guerra, el texto responde a su propósito principal.

Otra cuestión principal, a la que dedico todo un capítulo, es que estas falsificaciones de cintas de Bin Laden parecen ser simplemente una porción de una extensa operación de propaganda, en que la inteligencia militar de Estados Unidos está utilizando ilegalmente fondos provenientes de los impuestos para hacer propaganda ante el público norteamericano con el objetivo de fomentar la militarización de Estados Unidos y de su política exterior.

Espero que mi pequeño libro estimule el movimiento por la verdad del 11/9, junto con el movimiento pacifista en general, para tomar con más fuerza la tarea de exponer este esfuerzo de propaganda, que devora cada vez una porción mayor de nuestros fondos de contribuyentes.

Fuentes: Global Research y http://hamsayeh.net/middle-east/638-osama-bin-laden-dead-or-alive.html

Artículo relacionado: Bin Laden murió en 2001 y el 11 de septiembre es una bandera falsa

Ciberguerra: mercenarismo en la red

Para los estrategas de la política de Estados Unidos es evidente que quien domine hoy por hoy el ciberespacio tendrá garantizada la hegemonía en lo que han calificado como el nuevo campo de batalla del siglo XXI.

No es casual que el antecedente directo de la Internet haya sido Arpanet, una red ideada por el Pentágono para lograr el trasiego de informaciones de sus instituciones militares y de otros centros de investigaciones científicas, lo que evidencia el estrecho vínculo que tuvo la Casa Blanca con un fenómeno asociado al desarrollo de las novedosas tecnologías en el ámbito de las comunicaciones.

No se trata ya de que un país, de acuerdo con los postulados actuales, tenga un ejército regular con las tres fuerzas tradicionales: mar, aire y tierra, sino de la conformación de un «cuarto ejército», cuyas armas discurren en el escenario virtual de la informática, la computación, las telecomunicaciones… Leer completo AQUÍ
Tomado de Granma Internacional

Leer también: Yoani Sánchez, la hija del Águila Calva