¡Verdades de Cuba!

Informaciones, comentarios, reportajes, entrevistas, análisis acerca de Cuba y el mundo.

Archivos por Etiqueta: Terrorismo

Atentado en Manchester, secretos bien guardados

Atentado en Manchester dejó 22 muertos y 64 heridos

La Habana, Cuba. – El mundo fue sacudido hace apenas unos días con un atentado suicida que dejó un saldo de 22 muertos y decenas de heridos en la Arena Manchester, cuando finalizaba allí un concierto de la joven cantante Ariana Grande.

Poco después saltaba en los medios el nombre de Salman Abedi, un joven de 22 años y quien se dice fue el autor del atentado, al hacer estallar una carga explosiva que llevaba en una mochila.

La identidad del terrorista lo identificaba como hijo de un matrimonio libio, que había huido de su nación durante el gobierno de Muamar el Gadafi y se había asentado en el Reino Unido; poco después llegaba la noticia de la detención del padre y algunos de sus hijos en Trípoli, a donde habían retornado.

Datos omitidos

La gran prensa internacional que lleno sus espacios con los sucesos de Manchester silenció de manera deliberada esencias de esta historia, por lo que la verdad va apareciendo en otro tipo de prensa, la alternativa.

Salman Abedi, identificado como el ejecutar del sabotaje en Manchester

Salman Abedi, identificado como el ejecutar del sabotaje

Según se ha sabido ahora, Salman Abedi estaba bajo la mirada de los servicios secretos británicos, aunque nunca había sido molestado, a pesar que algunos allegados habían alertado sobre sus posiciones radicales. Leer más de esta entrada

La CIA puede estar detrás de la enfermedad de Hugo Chávez

Los asesinatos científicos son parte del plan de la CIA

CIA - Estados Unidos

CIA – Estados Unidos

WAYNE MADSEN / Aporrea.org – El periodista Rory Carroll del diario The Guardian, autoproclamándose especialista en el tema Venezuela, de manera oblicua ha lanzado graves acusaciones en torno a que el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías fue asesinado empleando un armamento biológico producido en Estados Unidos dentro del mismo rango de los “teóricos conspirativos que indagan acerca de extra terrestres en la localidad de Roswell o que la NASA fabricó las fotografías del aterrizaje en la Luna.” Cierto número de venezolanos y funcionarios internacionales creen que un enemigo de manera encubierta introdujo una forma agresiva de cáncer en el organismo del presidente de 58 años de edad.Carroll también señaló que el mismo Chávez creía que el cáncer que acabó con la vida algunos líderes de América Latina, incluyendo al presidente argentino, Néstor Kirchner a quien se le diagnosticó cáncer al colon, al presidente brasileño, Luiz Inázio Lula da Silva, quien fue tratado por un cáncer a la garganta, fueron víctimas de un complot de la CIA dirigido contra líderes de izquierda. Curiosamente, Carroll sugiere que el ex presidente de izquierda de Uruguay, Tabaré Vázquez, también se recuperó de un cáncer. De hecho, Vázquez nunca tuvo cáncer, además que él es un reconocido oncólogo educado en Francia. Si el ex presidente del Paraguay, Fernando Lugo, quien el año 2012 fue derrocado por un golpe de derecha apoyado por la CIA, se le diagnosticó un linfoma, cáncer al sistema inmunológico. Carroll sencillamente proclama que como los tres ex líderes se recuperaron no habría tal historia de armamento biológico cancerígeno que involucre a Estados Unidos. Leer más de esta entrada

Osama Bin Laden murió hace más de 10 años

Este artículo del escritor estadounidense David Ray Griffin, profesor emérito de filosofía de la religión y la teología, publicado en Global Research en 2009, afirma que Bin Laden murió de insuficiencia renal hace más de 10 años y que todos sus mensajes en video y audio de la última década fueron patrañas

Osama Bin Laden: ¿Muerto o Vivo?

¿Todavía está vivo Osama Bin Laden? Me he ocupado de esta pregunta en un pequeño libro reciente titulado “Osama Bin Laden: ¿Muerto o vivo?” Este artículo [escrito en octubre 2009] resume las cuestiones principales de ese libro.

Desde la transferencia del poder de la administración Bush a la administración de Barack Obama, la cuestión de si Bin Laden está muerto o vivo ha llegado a ser más importante.

Pese a que George W. Bush dijera su famosa frase “quiero a Osama Bin Laden ‘vivo o muerto’”, claramente no hizo nada serio para lograrlo. Además de indicar que no fue informado sobre Bin Laden, lo demostró enviando a Iraq la mayor parte de los recursos militares de Estados Unidos. Por supuesto, Bush podría mantenerse despreocupado sobre Bin Laden porque sabía que, además de no tener nada que ver con el 11/9, de todos modos estaba probablemente muerto.

No sé qué piensan sobre estas materias el presidente Obama y su gente, pero su retórica presupone que Bin Laden era responsable de 9/11 y todavía está vivo. En noviembre de 2008, por ejemplo, una historia del Washington Post dijo: “Presidente electo Barack Obama… se propone renovar el compromiso de Estados Unidos en la cacería de Osama Bin Laden”. … ‘Ése es nuestro enemigo’, dijo un consejero sobre Bin Laden, ´y él debe ser nuestro blanco principal’”.

En su domicilio de la Casa Blanca, el 27 de marzo de este año (2009), el presidente Obama dijo: “Al Qaeda y sus aliados -los terroristas que planearon y apoyaron los ataques del 11/ 9- están en Pakistán y Afganistán. Múltiples estimaciones de inteligencia han advertido que Al-Qaeda está planeando activamente ataques contra la patria de Estados Unidos desde su seguro asilo en Pakistán. … Al-Qaeda y sus aliados extremistas se han movido a través de la frontera a áreas remotas de territorio paquistaní. Esto incluye casi ciertamente la jefatura de Al-Qaeda: Osama Bin Laden y Ayman al-Zawahiri.”

Obama ha apelado regularmente a estas estimaciones de inteligencia, que invariablemente han demandado que Bin Laden está oculto en Pakistán, en alguna parte a lo largo de la frontera con Pakistán. Esta afirmación se utilizó para justificar la extensión de la actividad militar de Estados Unidos en Pakistán, con el resultado que la gente ahora habla de la “guerra de AfPak”.

Una manera de argumentar contra esta guerra es señalar que, si estos expertos de inteligencia ni siquiera saben si Bin Laden está vivo, ciertamente no pueden saber dónde está y qué está pensando. De seguro hay otros buenos argumentos contra esta guerra y muchos críticos están haciendo sus alegatos. Pero señalar que casi con certeza Bin Laden está muerto, abre una discusión que va al corazón del análisis público razonablemente articulado sobre esta guerra.

Por supuesto, otra manera de argüir contra esta guerra sería señalar que Bin Laden no tuvo nada que hacer con el 11/9. Pero aunque nuestro propio FBI admitió que “no tiene ninguna evidencia clara que conecte a Bin Laden con el 9/11”, una gran parte grande de la población norteamericana ha sido acondicionada para rechazar cualquier revisionismo de la versión oficial acerca del 11/9. Como vimos recientemente en “el affair Anthony K. “Van” Jones” [Consejero Especial para “empleos verdes” despedido de la Casa Blanca], se considera impropia para el servicio público a la gente que alguna vez firmó algún documento sugiriendo que la versión oficial del 11/9 pudo no estar completamente ajustada a la verdad.

Mi pequeño libro sobre Bin Laden era primariamente para la gente que, además de asumir que éste era responsable de los ataques del 11/9, también cree que la guerra de AfPak se justifica porque necesitamos evitar que planee otro ataque. Mucha de esta gente se dará vuelta contra la guerra si llega a enterarse de pruebas convincentes de que este personaje está casi ciertamente muerto. Hay considerables pruebas para esta conclusión. Estas pruebas son de dos tipos: evidencias objetivas y testimonios.

Pruebas objetivas de que Bin Laden está muerto

Las evidencias objetivas incluyen los siguientes hechos:

Primero, hasta el mediodía del 13 de diciembre de 2001, la CIA estuvo interceptando regularmente mensajes entre Bin Laden y su gente. En aquel momento, sin embargo, los mensajes pararon repentinamente y la CIA nunca volvió a interceptar otra vez algún mensaje.

En segundo lugar, el 26 de diciembre de 2001, un importante periódico pakistaní publicó una información con la historia de que Bin Laden había muerto a mediados de diciembre, añadiendo:

“Un miembro prominente del movimiento afgano del Talibán… indicó… que él mismo había asistido al entierro de Bin Laden y vio su rostro antes de la sepultación”.

Tercero, Bin Laden tenía una enfermedad al riñón. Lo habían tratado para atendérsela en el hospital norteamericano de Dubai en julio de 2001, oportunidad en que adquirió, según se informa, dos máquinas de diálisis para llevárselas. Si usted se ha preguntado alguna vez qué hacía Bin Laden durante la noche anterior a los ataques del 11/9, las noticias de CBS divulgaron que recibía tratamiento de diálisis del riñón en un hospital de Pakistán. Y en enero de 2001, el Dr. Sanjay Gupta dijo que -observando un vídeo de Bin Laden hecho a finales de noviembre o principios de diciembre de 2001- éste parecía estar en las últimas etapas de una insuficiencia renal.

Cuarto, en julio de 2002, CNN divulgó que habían capturado a los escoltas de Bin Laden en febrero de ese año, añadiendo: Las “fuentes creen que si capturaron a los escoltas lejos de Bin Laden, es probable que el hombre más buscado en el mundo esté muerto.”

Quinto, desde 2001 Estados Unidos ofrece una recompensa de 25 millones de dólares por cualquier información que conduzca a capturar o a matar a Bin Laden. Pero esta oferta de recompensa no ha producido como resultado ninguna información, aunque Pakistán tiene mucha gente desesperadamente pobre, y sólo la mitad muestra su apoyo a Bin Laden.

Pruebas testimoniales de que Bin Laden está muerto

Además de estas evidencias objetivas, recogimos considerables testimonios en 2002, de gente en posición de saber que Bin Laden estaba probablemente muerto, o casi. Esta gente incluía a:

• Presidente Musharraf de Pakistán;
• Dale Watson, jefe de la unidad de contraterrorismo del FBI;
• Oliver North, quien dijo: “Estoy seguro que Osama está muerto. Y lo está el resto de individuos que permanecían en contacto con él”;
• Presidente Hamid Karzai de Afganistán;
• Fuentes del interior de la inteligencia israelí, que dijeron que cualquier nuevo mensaje de Bin Laden era “probablemente fabricación”;
• Fuentes de adentro de la inteligencia paquistaní, que dieron por “confirmada la muerte… de Osama Bin Laden” y “atribuyó las razones tras el ocultamiento de noticias de Washington sobre su muerte al deseo de los halcones de la administración norteamericana de utilizar el miedo a Al-Qaeda y el terrorismo internacional para invadir Iraq”.

Por esta razón, quizás, las historias sobre el fallecimiento de Bin Laden se extinguieron en gran parte a finales de 2002, cuando Estados Unidos multiplicaba su ataque contra Iraq. De entonces hasta ahora, hubo pocas de tales historias.

Recientemente, sin embargo, dos ex oficiales de inteligencia han hablado hacia afuera. En octubre de 2008, el ex oficial de la CIA Robert Baer sugirió al paso, durante una entrevista en la Radio Pública Nacional, que Bin Laden no estaba más entre los vivos. Cuando le pidieron a Baer precisar esto, dijo: “Por supuesto, él está muerto”.

En marzo de 2009, el ex oficial del servicio exterior Ángel Codevilla publicó un artículo en el American Spectator titulado “Osama Bin Elvis”. Explicando su título, Codevilla escribió: “Siete años después de que Bin Laden hiciera su última aparición comprobable en vida, hay más pruebas de la presencia de Elvis entre nosotros que de la suya”.

Éste es un excelente artículo. Solamente tiene un defecto serio. En 2007, Benazir Bhutto, siendo entrevistada por David Frost, se refirió a Omar Sheikh como “el hombre que asesinó a Osama Bin Laden”. Codevilla citó esta declaración como la evidencia más certera de que Bin Laden estaba muerto. Pero Bhutto tuvo simplemente un lapsus linguae: Ella quiso referirse “al hombre que asesinó a Daniel Pearl” [periodista de The Wall Street Journal secuestrado y asesinado en Pakistán], que es una manera estándar de aludir a su asesino, Omar Sheikh [alias “Mustafa Muhammad Ahmad”]. El lapsus fue aclarado el día siguiente, cuando la primera ministra le dijo a CNN: “No pienso que el general Musharaf sepa personalmente donde está Osama Bin Laden”. Diez días después, hablando por NPR, Bhutto divulgó que le preguntó al policía asignado para vigilar su casa: “No debe usted buscar a Osama Bin Laden?” Dejando de lado este defecto, el artículo de Codevilla proporciona buen apoyo a la extendida creencia de que un Bin Laden vivo no se sostiene por las pruebas.

¿Y los “mensajes de Osama Bin Laden”?

Mucha gente, por supuesto, asume que hay muchas pruebas de que Bin Laden está todavía vivo, a saber, las docenas de cinta con “mensajes de audio y video de Bin Laden” que han aparecido desde 2001. Estas cintas proporcionan buenas pruebas, sin embargo, sólo si son auténticas. El capítulo más largo de mi libro se dedica a responder esta pregunta.

En primer lugar, muestro que la tecnología para hacer cintas audio y video falsas ahora está tan avanzada que incluso los expertos pueden ser engañados. Y aunque la prensa regularmente nos diga que las agencias de inteligencia han autenticado la última cinta de Bin Laden, es virtualmente imposible demostrar que una cinta pueda ser auténtica.

También fue obviamente fabricado “el vídeo de la sorpresa de octubre”, que apareció el 29 de octubre de 2004, justo a tiempo para ayudar a George W. Bush a conseguir ser reelegido. Una pista de que fue una falsificación, independientemente de su sincronización, fue proporcionada por su lenguaje. Los mensajes reales de Bin Laden estaban saturados de referencias a Alá y al profeta Mahoma. Pero en este “vídeo de la sorpresa de octubre”, raramente menciona a Alá y el único “Mohammad” aludido fue Mohamed Atta. También, mientras los mensajes indudablemente auténticos de Bin Laden describieron acontecimientos mundanos que por lo menos le permitieron invocar a Alá, el audio de este “vídeo de la sorpresa de octubre” dio una cuenta puramente secular de acontecimientos, incluso diciéndole a la gente norteamericana: “Su seguridad está en sus propias manos”.

El vídeo más obviamente falso es uno que, apareciendo en 2007, resulta idéntico al “vídeo de la sorpresa de octubre” de 2004, salvo que la figura de Bin Laden ahora tenía una barba totalmente negra, llevándome a llamarlo el vídeo “del terrorista Barba Negra”. Aunque los expertos intentaran, con caras serias, explicar por qué Bin Laden pudo haberse teñido la barba, o ponerse una barba falsa, este vídeo fue tratado con más respeto que el merecido por otro de YouTube que mostraba a un actor que llevaba una barba muy larga y muy negra, mientras decía:

“Hola, tanto tiempo sin vernos. Soy yo, Osama Bin Laden. Y este [mensaje] no se confundirá con el anuncio publicitario de tintura de pelo sólo para hombres. …. Hago este vídeo para probarle al mundo que todavía vivo y pateo”.

Este vídeo es muy divertido. Pero no hay, por supuesto, nada divertido en el hecho de que los vídeos falsificados de Bin Laden se hayan utilizado obviamente, y todavía se estén utilizando, para justificar la guerra de AfPak, que continúa matando a centenares de docenas, si no de cientos, de gente inocente cada semana, incluyendo mujeres y niños que asisten a bodas y a entierros.

Conclusión

Si mi pequeño libro, mostrando que Bin Laden ha estado probablemente muerto hace tiempo, puede ayudar a acortar esta guerra, el texto responde a su propósito principal.

Otra cuestión principal, a la que dedico todo un capítulo, es que estas falsificaciones de cintas de Bin Laden parecen ser simplemente una porción de una extensa operación de propaganda, en que la inteligencia militar de Estados Unidos está utilizando ilegalmente fondos provenientes de los impuestos para hacer propaganda ante el público norteamericano con el objetivo de fomentar la militarización de Estados Unidos y de su política exterior.

Espero que mi pequeño libro estimule el movimiento por la verdad del 11/9, junto con el movimiento pacifista en general, para tomar con más fuerza la tarea de exponer este esfuerzo de propaganda, que devora cada vez una porción mayor de nuestros fondos de contribuyentes.

Fuentes: Global Research y http://hamsayeh.net/middle-east/638-osama-bin-laden-dead-or-alive.html

Artículo relacionado: Bin Laden murió en 2001 y el 11 de septiembre es una bandera falsa

Murió en Miami Orlando Bosch Ávila

Bosch junto a Posada Carriles en diciembre de 2010

El terrorista de origen cubano Orlando Bosch Ávila, autor intelectual junto a Luis Posada Carriles del sabotaje al avión de Cubana en 1976, falleció este miércoles en Miami, donde residía con la protección de las autoridades norteamericanas.

Una breve nota aparecida en la prensa de la ciudad floridana, indica que al mediodía de este miércoles falleció en su residencia, sin precisar las causas del deceso.

La última aparición pública de Bosch Ávila fue el paso mes de diciembre, en ocasión de la presentación de un libro con sus memorias, cuando se fotografió junto a su amigo el también terrorista Luis Posada Carriles.

Vinculado desde muy joven a la CIA y a las actividades contra la Revolución cubana, Orlando Bosch deja una triste recordación por sus múltiples actos violentos contra la Patria de Martí.

Un criminal anda suelto por Miami

Orlando Bosch, terrorista al servicio de la CIA

Orlando Bosch Ávila, médico pediatra de origen cubano radicado en Miami. Con 79 años de edad, posee un abultado expediente terrorista.
Su actividad criminal comenzó solo unos meses después del triunfo de la Revolución Cubana, en enero de 1959.
A continuación una cronología de las más sobresalientes y conocidas acciones de las que ha sido organizador, autor o cómplice directo ese terrorista internacional que reside libre en Miami con protección del gobierno norteamericano.

ACCIONES TERRORISTAS ORGANIZADAS O EJECUTADAS

1960:
A mediados de año su nombre apareció vinculado a las bandas contrarrevolucionarias en el Escambray, autoras de decenas de crímenes contra la población campesina.
Según sus propias confesiones -sin comprobar- participó como cabecilla de una de ellas, la que abandonó para trasladarse a Miami.
Investigaciones realizadas por la Comisión Permanente del Comité de Crímenes de la Cámara de Representantes de EE.UU, en 1978 indican que Bosch fue reclutado por la CIA desde ese propio año. Fue instruido por ella en técnicas de asesinato y sabotajes y de guerra de guerrillas.

Agosto de 1960:
Es nombrado representante de la organización Movimiento Insurreccional de Recuperación Revolucionaria (MIRR)

1961:
Organizó varios teams de infiltración en Cuba con el fin de brindar apoyo a las bandas que operaban en la Sierra del Escambray, en la región central del país y que fueron los autores de decenas de crímenes entre la población campesina asentada en ese lomerío.
Por órdenes de la CIA instala tres campamentos de entrenamiento en la Florida, con esos fines.

1963:
Organizó decenas de ataques terroristas desde aviones contra instalaciones económicas cubanas con un saldo de varios muertos y heridos y millones de pesos en pérdidas materiales.
Bill Johnson, ex piloto de la CIA, declaró haber volado con Bosch, bajo contrato, en incursiones aéreas contra ingenios azucareros cubanos.

17 de enero de 1965:
Lanzó bombas de napalm y fósforo vivo sobre el central Niágara, Pinar del Río. Declara entonces a la prensa de Miami: “Si tuviéramos recursos, ardería Cuba de un extremo a otro.”

11 de junio de 1965:
Fue detenido en unión de cinco de sus hombres, en Zellwood, Orlando, Tampa, cuando trataba de sacar del país sin licencia 18 bombas aéreas. También se le ocupó un arsenal de armas de grueso calibre. Resultó acusado solamente de exportar material de guerra a pesar de haberse comprobado que se disponía a bombardear la refinería de La Habana.
En el proceso judicial se conoció que el MIRR había saboteado también el barco cubano Aracelio Iglesias cuando cruzaba el Canal de Panamá, causando daños por 145 mil dólares.

30 de septiembre de 1965:
Aviones al servicio de Bosch arrojaron explosivos sobre Punta Pastelillo y Puerto Tarafa, Camagüey.

Octubre de 1965:
Por órdenes de Orlando Bosch, en San Juan, Puerto Rico, se colocó una bomba en el casco del barco de turismo español “Satrústeguí”, con 101 pasajeros y 109 tripulantes.
Bosch declaró “oficialmente” la guerra a España y Gran Bretaña por mantener relaciones comerciales con Cuba.
Ese propio año fue detenido en Hartford, Connecticut, por extorsionar a comerciantes cubanos negados a pagar contribuciones para financiar actividades terroristas.

15 de noviembre de 1966:
Desde un avión al servicio de Bosch fueron lanzados sobre una planta electroquímica “Cepero Bonilla”, en la provincia de Matanzas.

1967:
Bosch transforma el MIRR en Poder Cubano, cambio que obedece a la necesidad de evadir los controles policiales.

1968:
Solamente ese año, el terrorista ejecutó 82 acciones terroristas diversas en los propios Estados Unidos contra intereses cubanos, norteamericanos y de terceros países.

8 de enero de 1968:
Explosión de una bomba dentro de una valija postal, en el almacén del Ministerio de Comunicaciones de Cuba. Fueron heridos tres trabajadores. Poder Cubano se
acreditó el hecho.

21 de enero de 1968:
Hombres de la organización Poder Cubano dinamitaron un avión modelo B-25 en el aeropuerto internacional de Miami, que transportaba medicinas a Cuba. Por demoras en la salida la carga de C-4 explotó antes de despegar y solo afectó un ala.

8 de febrero-22 de abril de 1968:
Poder Cubano se atribuye la colocación de cuatro bombas en New York, seis en Los Ángeles, dos en Chicago, y en la residencia del cónsul de México en Miami, en una agencia de turismo de España y en los negocios de varios emigrados cubanos, en la misma ciudad.

3 de agosto de 1968:
Este día coloca dinamita en el buque mercante inglés Caribbean Ventura. Antes la residencia del cónsul británico en Miami, Francis Pelly, fue objeto también de un atentado con bomba.

13 de septiembre de 1968:
Dinamita Poder Cubano el barco mercante español Coromoto, en San Juan, Puerto Rico.

16 de septiembre de 1968:
Es impactado por un proyectil de cañón de 57 milímetros el barco mercante polaco Polánica, anclado en el puerto de Isla Dodge, EE.UU. La acción se la atribuyó Poder Cubano.

Noviembre de 1968:
Un jurado de Estados Unidos declaró a Orlando Bosch Ávila culpable de terrorismo contra barcos mercantes, firmar comunicados amenazantes a la prensa y la realización de otros 40 actos terroristas ejecutados en Miami en ese año. Fue condenado a 18 años de prisión por cinco cargos diferentes. Desde prisión mantiene su actividad como dirigente de Poder Cubano.

15 de diciembre de 1972:
Fue puesto en libertad condicional después de haber cumplido solo cuatro años en la cárcel.

Enero de 1973:
Para evadir nuevamente los controles policiales Bosch suprime Poder Cubano y crea Acción Cubana, con iguales fines terroristas.
En meses posteriores pacta con las autoridades norteamericanas, comprometiéndose a no realizar actos terroristas en su territorio y dirigir sus actividades contra entidades y personal cubano.

1974
Bosch abandonó Estados Unidos para a eludir al FBI, que lo busca como presunto autor del asesinato del dirigente contrarrevolucionario de origen cubano Elías de la Torriente.

Junio de 1974:
Se trasladó ilegalmente a Chile para solicitar apoyo de la Junta militar fascista de Augusto Pinochet. Se involucró en acciones criminales de todo tipo, entre ellas el
asesinato del general Carlos Prats y su esposa, en Buenos Aires, 1974; el atentado en Roma 1975 contra Bernardo Leighton, vicepresidente del Partido Demócrata Cristiano chileno en el exilio y el asesinato en Washington, 1976, del ex canciller chileno Orlando Letelier y su colaboradora Ron Moffitt; también toma parte en 14 acciones terroristas contra misiones diplomáticas y personal cubano en distintos países.

Junio de 1976:
Fundó en Bonao, República Dominicana, el CORU (Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas), integrado por cinco organizaciones contrarrevolucionarias y
que ejecutarían en ese y siguientes años decenas de acciones terroristas contra entidades cubanas, de países centroamericanos y europeos.

10 de julio de 1976:
Un artefacto explosivo estalla en las oficinas de la línea aérea British West Indies, que representa los intereses de Cubana de Aviación en Barbados. Autor: CORU.

11 de julio de 1976:
Atentado contra Air Panamá, en Colombia. Llevado a cabo por elementos del CORU.

23 de julio de 1976:
Asesinato del funcionario del Instituto Cubano de la Pesca en Mérida, Yucatán, Artagñan Díaz Díaz, cuando intentaban secuestrar al cónsul cubano. El crimen se lo atribuyó el CORU.

9 de agosto de 1976:
Secuestro y asesinato por miembros del CORU de dos funcionarios cubanos acreditados en Argentina. Los hacen desaparecer en el mar.

Agosto de 1976:
Orlando Bosch Ávila aparece al frente de escuadrones de la muerte vinculados a la Operación Cóndor para, según dijo, hacer un “Frente Solidario, fuerte, pujante y viril
de combate al comunismo en el continente.”

Septiembre de 1976:
El periodista Jay Mallín, del semanario norteamericano Time, definió al médico pediatra del siguiente modo: “El éxito de Bosch tiene una explicación muy simple, él es del viejo estilo gangsteril de Chicago, si usted no paga, él le pone una bomba en su oficina, así de sencillo…Bosch es un extorsionista, no un patriota.”

6 de octubre de 1976:
Este día fue la destrucción en pleno vuelo, en Barbados de un avión de Cubana de Aviación, donde perecieron las 73 personas a bordo, de ellos 57 cubanos, 11 guyaneses y cinco coreanos. Bosch fue uno de los organizadores del sabotaje.
Apenas iniciadas las investigaciones aparecen Orlando Bosch y Luis Posada Carriles como principales autores intelectuales de tan horrendo crimen. Resultó detenido por las autoridades venezolanas y sometido a juicio.
Como ha sido comprobado mediante los documentos de la CIA y el FBI desclasificados recientemente, el gobierno norteamericano conocía los detalles de este criminal acto terrorista y ocultó información a los tribunales venezolanos.

24 de octubre de 1976:
a propósito del atentado de Barbados, el periódico The New York Times señaló en un editorial que la cadena de sabotajes ocurrida en 1974 en siete países del continente
estuvo relacionada con los grupos entrenados por la CIA, y mencionó entre sus más connotados autores a Orlando Bosch.

1987:
Después de 11 años de dilaciones jurídicas por el atentado de Barbados, fue sancionado por un tribunal venezolano.
Posteriormente lo deportaron hacia Estados Unidos, donde después de nueve meses de encarcelamiento fue puesto en libertad por órdenes del presidente George Bush, padre, en virtud de gestiones de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA).

Este perdón fue concedido a pesar de que el fiscal general en funciones Joseph D. Whitley, le negó asilo “por ser un peligroso terrorista y constituir una amenaza pública.” Antes, 31 países habían rechazado el pedido oficial del gobierno norteamericano de acoger al terrorista.
En un editorial del Times sobre el tema, se planteó que “fue liberado no por exigencias legales sino por una visible presión política, malgastando la credibilidad estadounidense en materia de lucha contra el terrorismo.”

1990:
A mediados de julio, un editorial del The New York Times recordó que entre los más entusiastas defensoras de la liberación de Bosch estuvo el hoy gobernador de la Florida, Jeb Bush.
Después de su liberación, Orlando Bosch continuó sus actividades terroristas contra Cuba en el grupo Partido Protagonista del Pueblo, sin siquiera ser molestado por las autoridades norteamericanas, a pesar de que hace constantes alardes públicos y en la prensa sobre su vocación por la violencia a la que, confiesa, no ha renunciado.
Vive con total impunidad en una confortable residencia en Miami, con la generosa protección política y económica de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA)
“A veces sale a la calle con la pulsera de seguimiento que le instaló el FBI, y otras veces se olvida,” según plantea en su artículo “Los Bush y el terrorismo Bosch” el periodista colombiano Hernando Calvo Ospina, quien se declaró testigo de tales “olvidos”.

Así matamos a monseñor Romero

El capitán Rafael Álvaro Saravia

Cuando se conmemoran 30 años del asesinato, bajo el titular Así matamos a monseñor Romero, el periódico digital El Faro.net devela detalles del plan ejecutado por la derecha política de El Salvador, que acabó con la vida del arzobispo Óscar Arnulfo Romero y Galdámez.
Integrante de aquella conspiración criminal, tres décadas después el capitán Álvaro Saravia, estrecho colaborador del mayor Roberto D´Aubuisson -considerado el autor intelectual del crimen-, devela detalles del magnicidio que lleno de luto a todo un pueblo.
Verdades de Cuba reproduce las declaraciones de Álvaro Saravia, publicadas en El Faro.net. Artículo Pinchar AQUÍ

Declaración de Antonio, Fernando y Ramón

Queridos hermanos y hermanas de Cuba y el mundo:
Ya hemos cumplido más de 11 años en prisión sin que se haya hecho justicia en ninguna de las instancias del sistema judicial estadounidense.
Tres de nosotros fuimos trasladados a Miami para ser re-sentenciados cumpliéndose una orden del Onceno Circuito de la Corte de Apelaciones de Atlanta, que determinó que nuestras sentencias habían sido erróneamente impuestas.
Nuestro hermano Gerardo Hernández, quien cumple dos cadenas perpetuas más 15 años en prisión, ha sido arbitrariamente excluido de este proceso de re-sentencia. Su situación continúa siendo la principal injusticia en nuestro caso. El Gobierno de Estados Unidos conoce la falsedad de las acusaciones contra él y lo injusto de su condena.
Este ha sido un proceso complejo, muy discutido en cada detalle, en el que participamos junto a nuestros abogados. No cedimos ni un ápice en nuestros principios, decoro y honor, defendiendo siempre nuestra inocencia y la dignidad de nuestra Patria.
Al igual que al momento de nuestro arresto y en otras ocasiones durante estos largos años, ahora también hemos recibido propuestas de colaboración del gobierno de Estados Unidos a cambio de obtener sentencias más benévolas. Una vez más rechazamos tales propuestas, algo que jamás aceptaremos bajo ninguna circunstancia.
En los resultados de estas audiencias de re-sentencia está presente la labor del equipo legal y la indestructible solidaridad de todos ustedes.
Como hecho significativo el gobierno de Estados Unidos, por primera vez después de 11 años, se vio obligado a reconocer que no causamos daño alguno a su seguridad nacional.
También por primera vez la fiscalía reconoció públicamente la existencia de un fuerte movimiento internacional en apoyo a nuestra inmediata liberación que afecta la imagen del sistema judicial de los Estados Unidos ante la comunidad internacional.
Se confirma una vez más el carácter absolutamente político de este proceso.
Nos castigan a los cinco por acusaciones que jamás han sido probadas. Aunque tres sentencias fueron reducidas parcialmente, la injusticia se mantiene con todos.
Los terroristas cubano-americanos continúan disfrutando de total impunidad.
Reiteramos: ¡Los cinco somos inocentes!
Nos sentimos profundamente conmovidos y agradecidos por la permanente solidaridad que nos brindan, tan decisiva en esta larga batalla por la justicia.
Junto a ustedes continuaremos hasta la victoria final, que solo será conquistada con el regreso de los cinco a la Patria.

Antonio Guerrero
Ramón Labañino
Fernando González

Miami, 8 de diciembre de 2009

Ver también:
Resentencia en Miami: Ramón, 30 años; Fernando, 17 años y 9 meses
Cuba considera injustas resentencias contra antiterroristas en EE.UU
Ver video del tema de la resentencia PINCHAR AQUÍ